Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 14
    Julio
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Protector de la Tramuntana

    Soy el máximo protector de la Serra de Tramuntana. Ni la piso, y en los tramos en que se aproxima peligrosamente a la Vía de Cintura, me cambio al carril más alejado. He recibido con el consiguiente sobresalto la declaración de la espina dorsal de Mallorca como Patrimonio de la Humanidad porque, cada vez que se ha exaltado un paraje mallorquín –véase Deià, en la misma zona–, el urbanismo salvaje se ha abatido sobre los contornos. Además, la Unesco es el Fondo Monetario Internacional de la cultura, tiene más peligro que la SGAE.
    La denominación Patrimonio de la Humanidad también peca de desacertada, porque la esencia de la preservación de espacios naturales consiste en mantener alejada de ellos a la susodicha humanidad. Para la mayoría de integrantes de ese conglomerado, el disfrute de la belleza del marco incomparable incluye arrojar colillas tras pisotear las especies protegidas. La Unesco sería más creíble si la Tramuntana hubiera sido proclamada reserva exclusiva de lagartijas y cabras. O por traducirlo al lenguaje de la Unesco, patrimonio de la Lagartijidad y de la Caprinidad.
    Mi escepticismo es solidario, porque el enaltecimiento de la Serra ha sido encajado con la desconfianza genética de los mallorquines hacia los reconocimientos exteriores, ¿qué quieren éstos? Dado que he otorgado a la Tramuntana el mayor grado de protección imaginable, puedo reconvenir a María Salom de España, cuando resume la declaración de la Unesco en que "vendrán más turistas". Se trata de lo contrario, de desalojar a los visigodos del templo paisajístico. De ahí que la opinión de la presidenta del Consell interese menos que la reacción de Antonio Gómez, alcalde de Escorca elevado también –aunque no por la Unesco– a conseller de Presidencia. El urbanizador de Lluc en Es Guix siempre puede contraatacar que Francina Armengol sólo emprendió la campaña protectora tras consolidar el destrozo paisajístico de Villa Cortina en Formentor. Una vez culminado el mamotreto, no había problema en preservar las ruinas de piedra.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook