Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 29
    Julio
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Peatones muertos

    Ningún conductor está a salvo de arrollar a un niño en un paso de cebra, es el tributo en sangre que pagamos gozosos a los dioses del asfalto. Sin embargo, la reiteración de atropellos mortales a peatones mallorquines en zonas de la calzada donde tienen derecho, por no hablar de las aceras, obliga a una somera reflexión. Soy el mayor experto mundial en cruzar por los pasos de cabra –no corregir– de Joan Miró, así bautizados porque solo alguien tan loco como un ejemplar caprino se creería que la zona rayada le concede una oportunidad. En mis últimas comprobaciones empíricas, hasta diez coches pisotean tranquilamente la zona vedada, mientras contemplan de modo diáfano al viandante situado en el bordillo. Algunos aceleran, para ejercer su supremacía. Los más respetuosos son los autobuses de la EMT, aunque el último atropello en dicha arteria corresponda a un vehículo de transporte municipal.

    Si el peatón que aspira a cruzar Joan Miró por un paso de cebra diera un paso al frente, moriría en el intento, pero también arruinaría la vida de los conductores entre quienes, estadísticamente, se cuenta la mayoría de nosotros. Es difícil encontrar un ejemplo superior de salvajismo, y me consta que en cada barriada palmesana proliferarían ejemplos semejantes que las autoridades de tráfico se niegan a atajar. Muestran una tolerancia explícita hacia pilotos que han dado sobradas muestras previas de su conducción deportiva, registrada en las cámaras consiguientes. Los dos autores más recientes de atropellos de peatones en estado de ebriedad han reconocido que pilotaban habitualmente con alcohol.

    Acabo con un homenaje. La estampa más bella de Palma es una mujer corriendo a solas por sus aceras, y por fortuna su número se ha disparado en fechas recientes. La escena que muestra a una de ellas atropellada por la espalda, cuando honraba a la ciudad en las aceras de la avenida Picasso, es un atentado que estremece con más fuerza que los escándalos habituales. El conductor siempre es cualquiera de nosotros, pero hay seres humanos que ponen la compasión muy difícil.


     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook