Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 13
    Abril
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Pagábamos por Torroja

    Ana Torroja fue la primera entrevista de mi triste carrera, aunque me resisto a pensar que mi torpeza interrogadora le impulsara a pensar que Mallorca era territorio abonado para defraudar a Hacienda. En su descargo, no se equivocó de lugar para delinquir, pero sí de época. Inteligente y cordial, en aquel 1984 no me comunicó su intención de que yo pagara sus impuestos, junto a otros millones de incautos. De habérmelo insinuado, le habría advertido de que el favoritismo se esfumaría en décadas posteriores. Su mito se apolilló como escudo fiscal, una vez que ni la deplorable Cristina de Borbón garantizaba la invulnerabilidad de las empresas a su nombre. Asesorados por los mismos desaprensivos, urbanizadores ilegales como Michael Douglas o Boris Becker olfatearon las nuevas coordenadas y se largaron a tiempo.

    La entrevista lejana con Torroja genera cierta parcialidad. La hoy delincuente debe sentirse afectada por su infortunio, así que procedo a consolarla. Se rodeó de los sinvergüenzas idóneos para su fraude, y eligió una isla que no tenía nada que envidiar a la Tortuga de los piratas caribeños. Todos recordamos que fue necesaria una rebelión a bordo de la Agencia Tributaria, para que se investigara el palacete de Matas. Por desgracia, el panorama se alteró cuando un reducido número de jueces y fiscales se tomaron la justicia por su mano.

    Al registrar el despacho de abogados donde constaban las oscuras maniobras de Torroja, la buena sociedad se enfureció porque no había derecho a aplicar la ley a profesionales de relumbrón y con ocho apellidos mallorquines. Cumplir con Hacienda es cosa de pobres. Los jirones del compañerismo han sobrevivido incluso en un desenlace que condena a Torroja y omite a sus cómplices. A partir de hoy pagaremos opcionalmente por los discos de Mecano, pero no obligatoriamente por los impuestos de su solista. ¿Qué porcentaje del fraude real a cargo de figurones suponen los millones devueltos por la cantante para no pisar la cárcel? Ni un uno por ciento. Perdón, ni un uno por millón.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook