Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 23
    Abril
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Napolitano, el más sorprendido

    En Italia, el monarca Napolitano sucede a Giorgio Napolitano. Contemplando el sábado por la tarde en directo la escueta ceremonia de aceptación del nuevo y viejo presidente, el dato más reseñable era la estupefacción que se dibujaba en el rostro del elegido. Cabe recordar que fue fascista antes que antifascista, comunista antes que demócrata y, sobre todo, actor teatral antes que presidente aupado por el Vaticano. Sin embargo, la proclamación a los 87 años en el Quirinal colmaba menos sus aspiraciones que sus sorpresas. Tal vez no se asistía al “golpe” –los políticos italianos lo denominan así, como si la expresión colpo di stato no tuviera cabida en el país de Mussolini– denunciado por Beppe Grillo, pero la ceremonia era harto embarazosa.

    Aunque la esperanza de vida se opone a la culminación del segundo mandato de Napolitano, peca de injusto quien le replique con el argumento de la edad. El nuevo monarca de Italia se expresa con mayor soltura que Rajoy, y sin necesidad de esgrimir los papeles a que se aferra el presidente del Gobierno español para dar los buenos días. Omitiremos por sangrante la comparación con el Jefe de Estado español, aunque el galápago Napolitano comparte con Juan Carlos de Borbón la frase que pronunció Isabel II ante los desastres de sus allegados, “me habéis obligado a morir en el trono”.

    A tecnócrata muerto, rey puesto. Italia sigue innovando con el napolitano Napolitano. El Partido Democrático no sólo se resiste a ganar las elecciones, sino que arriesga la descomposición al retrasar la jubilación de su figura más señera. No era el mayor contrasentido de un sábado en que izquierdistas y berlusconianos agradecían reiteradamente la aceptación de su monarca recién estrenado, alterando el sentido natural que reserva los agradecimientos al nominado. Los grillini callaban salvo al entonar el himno porque no hacen declaraciones a la televisión, sino manifestaciones masivas en la calle reconquistada. Italia sólo cuenta con un gobernante en condiciones. Uno más que en países próximos.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook