Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 02
    Julio
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Me quedo con Torrente

    Siento discrepar excepcionalmente de la mayoría, que califica la comparación de la Guardia Civil con Torrente como un insulto de Carlos Delgado al cuerpo. Una Guerra Civil, dadas las esencias del conseller y los guardias. En realidad, Torrente es el ídolo de Delgado, su modelo de acción política sin contemplaciones. No es casualidad que la escena más celebrada de Torrente V muestre a Santiago Segura disparándole a un ciervo, con tanta puntería que los testículos del otro animal le cuelgan sanguinolentos sobre la cabeza.

    Por tanto, la invocación de Delgado rinde homenaje a la Guardia Civil, al emparentarla con el mito cinematográfico del conseller. Yerran también quienes atribuyen falta de sutileza al miembro del Govern, por ligar a la Benemérita con un policía nacional, su enemigo irreconciliable. De nuevo, Delgado ha buscado la comicidad de la asociación anti natura. Ha hecho un chiste de Torrente, la sintonía es total. En fin, no concibo ni la hipótesis de un insulto, en el político que denunció triunfalmente a un ciudadano por llamarle "payaso". Ha utilizado al personaje de Santiago Segura en tono encomiástico, igual que hacemos nosotros al emparentarlos. Por si faltaran argumentos, sería altamente inapropiado que el alcalde de un municipio donde ETA asesinó a dos guardias civiles denigrara a otros miembros del colectivo. De hecho, el último dirigente del PP castellanobalear que desafió a la Guardia Civil fue José María Rodríguez, despojado del cargo al día siguiente de su atrevimiento.

    Sin desembarazarse del tono jocoso, Delgado exige el tratamiento de Infanta, en el sentido de que la Guardia Civil carece de autoridad ni para ponerle una multa de tráfico. El discurso intimidatorio de un conseller que sabe la decisión de la jueza antes de su pronunciamiento, recuerda el estilo de quien fuera su alcalde vecino en Andratx. Cuánto admirador del brazo tonto de la ley, en una isla tan pequeña. Claro que si ustedes me fuerzan a elegir entre Delgado y Torrente, me quedo con Torrente. Siempre el original antes que la copia.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook