Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 16
    Noviembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    March y ACS en Son Espases

    Con Juan March Ordinas, estas cosas no pasaban. El grupo bancario que fundó un siglo atrás en Mallorca ha confesado pérdidas de 31 millones de euros en los primeros nueve meses de 2012, frente a los 49 de beneficio en el mismo periodo de 2011. Los sabios que han logrado tan magnífico balance lo atribuyen a ACS –véase Florentino Pérez, empleado de los March– y a su participación en Iberdrola que asombró a los mercados por su audacia. Sin embargo, en Mallorca sabemos que la conexión de todos los fenómenos nombrados en este párrafo desemboca en Son Espases, y que nos encontramos ante un nuevo síntoma de la maldición del hospital, el mayor escándalo de la historia de  la isla.


    Florentino se ha despeñado de la condición de insigne genio de la humanidad a la altura de El Pocero, pero dejamos esta metamorfosis a los madrileños desocupados. Aquí nos interesa desempolvar periódicamente la maldición de Son Espases –ni el jefe de los servicios jurídicos del Ib-Salut se atrevió a firmar la concesión–, para que siga vigente y para que los analistas financieros, otros portentos, atribuyan correctamente las pérdidas de una Banca que nunca debió involucrarse en la trama.


    Soy pasivo como buen mallorquín, pero estaría dispuesto a levantarme de la hamaca para que los autores de Son Espases recibieran su merecido. De momento, ya hay una instrucción judicial en marcha, por no hablar de un millón largo de euros de Over Marketing cargados al hospital. Por supuestos, con el total desconocimiento de sus gestores. Sin embargo, la maldición estallará con los resortes más inesperados, como los números rojos con resonancias bíblicas o la imputación penal por Bankia del consejero delegado de la banca mallorquina en aquella época. Mientras tanto, cada uno de ustedes pagará de entrada 150 euros para sufragar el banco malo –banco peor sería más correcto–, donde desaguarán sus productos tóxicos las instituciones financieras con los ejecutivos mejor retribuidos de Europa. Sí, los desahuciados de su casa por los bancos también pagan.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook