Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 15
    Octubre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Las felaciones no eran gratis

    Nos vinimos arriba a comienzos del verano, cuando un vídeo demostró que no solo habíamos inventado el turismo de masas, sino también las felaciones de masas. Gomorra existía por fin, y se encarnaba en Magaluf. La fiesta debía continuar, pero la resaca ha sobrevenido al cerrar la temporada agosteña con la confirmación de que el sexo gratuito tampoco es lo que era. Tras incorporar el balconing y el mamading al léxico planetario, el supuesto extorsioning a cargo de miembros de la policía local de Calvià confirma que seguimos innovando.

    Creíamos por error que solo disponíamos de corrupción de altos vuelos, pero el turismo basura ha degradado a los policías a su altura. El juez Miguel Ángel Torres, instructor de Operación Malaya, acaba de declarar a El País que "es prácticamente imposible que un funcionario pida dinero en España a un particular, o que un policía o un guardia civil pidan dinero. Eso es la corrupción que existe en otros países, por ejemplo del tercer mundo, pero eso es impensable en España". De donde extraemos tres conclusiones agridulces. Mallorca no es España, Mallorca se aloja muy próxima al tercer mundo y Mallorca es impensable.

    Calvià ha estrenado la mordida mexicana, quién se creerá a partir de ahora la legalidad de una intervención policial. Cuán errados estábamos al criticar la pasividad de la Policía Local, vista su hiperactividad estajanovista en facetas más rentables que las anodinas quejas vecinales. Cuando se murmuraba que eran Harrelson acomplejados que se pirraban por los delitos importantes, pensábamos que era para perseguirlos. Calvià es una ciudad babilónica sin ley, solo se echaba en falta la palabra de la excelsa consellera portavoz. Núria Riera asegura que el escándalo, saldado con el encarcelamiento del jefe de la Policía Local de uno de los municipios más importantes de Europa, no es un asunto "político". Debe ser sexual, otra vez las felaciones. O personal, como en Pujol. O psiquiátrico. Francamente, vivíamos más tranquilos cuando nos desentendíamos con deliberación del turismo mallorquín. Nunca abras una salchicha.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook