Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 29
    Noviembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Las catalanas en las Baleares

    A menudo me preguntan quién ganará las elecciones, y en Balears he acertado todas las veces excepto dos. Nuestro coqueto archipiélago se halla electoralmente más cerca de Galicia que de Cataluña, pero la proximidad geográfica y lingüística obliga a interpretar las catalanas como un asunto propio. Cortando con este patrón, el PP retrocederá hasta el confortable horizonte de los treinta escaños, que sólo Zapatero le permitió superar. Además, Bauzá tendrá que simultanear la farmacia con la campaña, el único momento en que los políticos se ganan el sueldo. El PSOE se desplomará como mínimo a ritmo de PSC, atrincherándose por debajo de los quince diputados. El PSM se beneficiará de las deserciones socialistas, sin alcanzar todavía los diez asientos. Salvo la improbable ingestión de las formaciones adyacentes, dada la pasión por la derrota que muestran las siglas susodichas. 
    La estabilización a la baja del PP y la infinita caída socialista abrirán pastos a nuevos comensales. Las catalanas son prometedoras para Font/Pastor/Melià, aunque sólo si redondean esta alineación. El partido de los mallorquines cabreados aflora con la ambición mínima de cinco diputados, por encima de la banda de criminales de UM. Tanto la inflación del PI como la crecida del PSM se deben al empantanamiento del PSOE, que además alienta el absolutismo del PP. Si fuera un analista atrevido, repartiría los treinta escaños de la orilla izquierda en tres franjas de diez, para el centro regionalista, los harapos socialistas y la izquierda abertzale. Una distribución a la griega, sin supremacía.
    Así en las catalanas como en las gallegas, ha resurgido el factor humano, a través de figuras cálidas como Beiras, Núñez Feijóo o Albert Rivera. En todos ellos se advierten rescoldos del odioso carisma. En cambio, Bauzá puede desmoronar las expectativas hegemónicas del PP, por su ausencia de empatía y discurso. No irrita tanto su celo castellanobalear como su estilo cuartelero que no militar. Según las catalanas, le quedan 30 diputados. Ahora no sabe gobernar. Sin mayoría absoluta, no podrá hacerlo.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook