Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 05
    Mayo
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La red no halla a Malén

    Cuatro meses después de la desaparición de la adolescente Malén Ortiz en Calvià, se sabe todo lo que le ocurrió aquel día, lo cual impide dar con su actual paradero. El drama de la estudiante remite por fuerza al desvanecimiento en Palma de Ana Eva, con la particularidad de que el laberinto está reforzado hoy por un arsenal de cámaras de vigilancia, vídeos en internet y la marabunta de las redes sociales. Los apóstoles de la entrega de la intimidad nos garantizaban que la vigilancia permanente impediría que nos extraviáramos. Al contrario, puede defenderse que la joven no ha sido localizada por culpa del alto número de técnicas para rastrearla. En manos de seres humanos tan torpes como nosotros, estos artilugios nos transmiten el espejismo periodístico de que no seguimos la búsqueda, sino que participamos en ella.

    Gracias a internet, todas las hipótesis alcanzan la misma probabilidad, incluso las más disparatadas. Es imposible separar la señal del ruido, cuando la contaminación ahoga las pistas razonables. Al trabajar contrarreloj, como ocurre en los días que siguen a una desaparición voluntaria o forzosa, la multiplicación de indicios puede arruinar la resolución del caso. Malén Ortiz parecía atrapada como todos nosotros en una celda digital. La seguridad no ha servido de nada, con el agravante de que desmontar las hipótesis falsas obliga a un dispendio mayor que la propia investigación en positivo. Así se demostró cuando una menor imprudente tomó control de la cuenta en Facebook de la joven desaparecida. Agentes y perros se desplazaron desde Madrid para perder el tiempo en registros infructuosos pero caros.

    Cuando todos saben algo de Malén, nadie sabe nada de ella. O certeza o fantasía, como olvidamos a menudo los periodistas. Siempre que alguien me dice que "te digo esto, pero tendrás que investigarlo", sé que es falso. Un solo funcionario policial, guiado por el olfato y la feroz determinación del ser humano, es más útil que la cháchara volandera de las redes sociales. Ojalá que lo encuentren. Y que la encuentre.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook