Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 22
    Marzo
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La cárcel no merece a Matas

    Matas ha sido condenado a seis años de cárcel, por lo que no entrará en la cárcel. La Justicia se burla de sí misma, a instancias de la fiscalía general del PP. El engañoso marcador de 6-0 omitió que era un partido amistoso, y además con prórroga. El autor de media docena de delitos puede volver a inflarse, como en el Consolat. La sentencia es un malentendido que deshará la Sala Garzón del Supremo, vibrante ya al desmantelar el caso Gürtel. Y siempre nos quedará el indulto de Rajoy. A continuación, el PP nos sermoneará sobre el cumplimiento íntegro de las penas, y sobre su endurecimiento con cadenas perpetuas revisables. Si el reo no milita en el PP.
    Desde una consideración mínima hacia las instituciones, sería fácil alcanzar el consenso de que la cárcel no merece a un individuo como Matas en su seno. Por no hablar del ensañamiento hacia el contribuyente que primero pagó sus infames discursos, y en la cárcel debería abonarle el alojamiento. El agravio comparativo surge si hay otros presos en las mismas condiciones de Matas, pero con la desventaja de no haber delinquido bajo el manto del PP. O todos a la cárcel, o nadie a la cárcel. En cuanto a peligrosidad, el expresident  asocia el nombre de su comunidad con la delincuencia en todo el mundo. Quienes le medían a su Govern el impacto de un ágape con Kournikova, pueden calcular ahora –cobrando, claro– el daño en imagen infligido.
    La prisión no pertenece al lenguaje periodístico. Cada interno en la cárcel, hasta el autor del crimen más ominoso, es una víctima, al igual que cada enfermo con independencia de su biografía. Ahora bien, para no llegar hasta aquí, no hacía falta llegar hasta aquí. Al fin y al cabo, la valiente sentencia no descubre quién era Matas, sólo lo confirma. El expresident castigó sin mayores problemas y con fondos públicos a sus conciudadanos díscolos, pero él no debe sufrir ni un rasguño. Por tanto, le pedimos humildemente perdón por insinuar que era un delincuente durante un día de frenesí. Para nosotros siempre será Molt Honorable. Como para el PP.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook