Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 24
    Agosto
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La autora del ‘Ecce Homo’

    El Ecce Homo inicial era tan previsible que el propio autor pintó otro. El numen adulterador de la octogenaria Cecilia Giménez ha condensado en torno al tópico la expresión de Rajoy, la inteligencia de un futbolista y restos de las curvaturas oníricas de Munch y del Juan de Pareja velazqueño, hasta coronar un conjunto antropoide que nos transporta al Cristo de Miquel Barceló en la catedral de Palma. No sé si he mencionado la dominante en ocres picassianos, que el malagueño sólo pudo incorporar a su paleta tras embriagarse de arte africano y burlarse de sus mitos. Su logro iguala a la irrepetible pintora, que nos permite contemplar el sufrimiento humano con la indiferencia que nuestros sinsabores inspiran a la naturaleza insensible.
     La crítica artística se ha precipitado ante un Ecce homo que bebe de fuentes dispersas, sin reparar en que la propia autora se ha apresurado a precisar que su obra está inacabada. Ha respetado la esencia de la obra matriz. El número de ojos y orificios nasales, por ejemplo. Tras la engañosa simplicidad, bulle el acentuamiento de una comunión carnal con la humanidad doliente. Para ello, la Giménez ha engordado apreciablemente la silueta. Esta interpretación entre sanchopancesca, boteriana y McDonaldsiana sintoniza con la actualidad lacerante sin ofender a la tradición, porque ningún texto bíblico especifica el peso de sus protagonistas.
    Todo arte innovador chocó con la incomprensión de sus contemporáneos, desde Monet hasta Jeff Koons, y fibrilo al imaginar los prodigios que la Giménez podría obrar con un fresco de Cicciolina. Ante la evidencia de que sobran obras de arte, la autora del Ecce homo ha optado por la humildad restauradora en lugar de la vanidad innovadora. Cuando los hermanos Jake y Dinos Chapman ganan fortunas desfigurando grabados de Goya en aras de la libertad creativa, la revelación pictórica debe reivindicar su autoría en lugar de pedir disculpas. El mural no se le “ha ido de las manos”, sus extremidades han volado en libertad. Por fin, un genio comprendido.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook