Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 18
    Octubre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Jueces condenados

    La huida masiva de jueces de la Audiencia de Palma, a cargos  de inferior jerarquía y remuneración, no ha asombrado a Mallorca pero sí al resto del Estado. El presidente y el ponente del tribunal del caso Andratx han dejado sus cargos, así como el presidente y el ponente, respectivamente, de las dos sentencias acumuladas por Rodrigo de Santos. La presidenta de la sección que condenó a seis años de cárcel a Matas, así como el presidente del tribunal que endosó idéntica pena a Munar, también han abandonado sus puestos en el edificio palacial. Aunque no merece la misma consideración, la diáspora se enriquece con el magistrado que ahora defiende al expresident del PP. Ya ocurrió con Cañellas, por no hablar del abogado de los populares mallorquines que fue elevado a los altares del Consejo General del Poder Judicial.
    La anomalía encadenada confirma una vez más que la persecución de la corrupción es una pésima decisión curricular, trepadores abstenerse. La limpieza de la política cuesta disgustos, honores y dineros. En cambio, las actividades corruptas suponen siempre un gran negocio, incluso para los condenados, y mucho más para quienes mantienen activa la caja registradora de sus negocios incompatibles. Otro sector de rentabilidad contrastada es la defensa letrada de corruptos, dada la enorme liquidez que acompaña a los políticos venales. La representación legal es ejercida por abogados que a continuación critican con furia los juicios mediáticos, gracias a los cuales amasan sus fortunas.
    Puede afirmarse sin miedo a error que todos los jueces mallorquines de la corrupción han sido condenados recíprocamente a abandonar sus cargos. Los magistrados afectados cobran menos que los corruptos y que sus defensores, ninguno de ellos dispone de una farmacia para redondear sus ingresos. Sacrifican voluntariamente su remuneración para no seguir en la Audiencia. Son empujados a la degradación por una sociedad a la que han defendido con un plus de coraje. Omitimos la moraleja para no pecar de evidentes.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook