Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 18
    Agosto
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Isla libre de felaciones

    Pensábamos que nada podía empeorar la imagen de Mallorca propagada por las felaciones en masa de Magaluf, lo cual demuestra que menospreciamos la capacidad de la isla para sorprendernos. El denominado Consejo Asesor Turístico ha alumbrado un código de buenas prácticas que obligaría a cerrar los conventos de carmelitas. A un paso de obligar a los turistas a desembarcar en Son Sant Joan con corbata, les prohíbe entrar en los hoteles en estado de intoxicación etílica. Olvida que ya salieron borrachos del establecimiento todo incluido, y obliga a decenas de miles de europeos a pernoctar en la calle para torturar a los vecinos con sus alaridos. Los expertos vuelven a demostrar que un camello es un caballo diseñado por una comisión.

    En la mamarrachada que nos ocupa, el Consejo Asesor ha diseñado un camello abstemio y casto, porque también declara a Magaluf zona libre de felaciones. Por lo menos, de aquellas prácticas orales efectuadas de modo altruista o a cambio de una recompensa insuficiente. El delirante código ha sido redactado en ausencia absoluta de alcohol, pese a lo cual también prohíbe el balconing, una medida que ha provocado escalofríos entre los arrojados británicos que visitan Mallorca. Por increíble que parezca, el Consejo Asesor está integrado por adultos que han sufrido un contacto mínimo y por lo visto intoxicador con la sociedad mallorquina.

    A las órdenes de los hoteleros, el Consejo amenaza a los huéspedes ruidosos, sin mención de los hoteles escandalosos que las policías representadas en el organismo son incapaces de frenar. El Govern ha negado enfáticamente que el código haya sido redactado bajo la influencia de Antonio Gómez o de Juana María Camps, pese a que utiliza sus estándares de raciocinio. Aplicadas sin severidad excesiva, las prohibiciones obligarían a expulsar hoy mismo a varias decenas de miles de turistas, traídos a Mallorca por los hoteleros quejosos. Según los expertos, sería más urgente desterrar de la isla a quien concibió el Consejo Asesor de Turismo. Los hoteleros pueden quedarse. Y el camello también.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook