Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 02
    Septiembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Isern, con la mafia del ruido

    Mateo Isern ha convertido Palma en un infierno al servicio de la mafia del ruido. La policía local presume de atender únicamente la mitad de llamadas sobre ruidos, no se jactarían  de la misma ineficacia en otra variante de agresiones físicas. “Atender” significa con suerte personarse y lamentarse de que no pueden actuar, dejando al ciudadano a merced de la violencia sonora de los mafiosos concertados con Cort. Conviene advertir desde el primer párrafo que el ruido no es negocio, sino la primera queja de los turistas. Se ejerce con el solo objeto de demostrar a los vecinos quién manda aquí, al igual que los abusos sexuales con los que comparte tipología testicular.


    Para entregar Palma a la mafia del ruido, besamanos Isern se ha consagrado a la diarrea legislativa, multiplicando los niveles permitidos y obstaculizando las denuncias. La maraña de reglamentos debería resumirse en un artículo único, “todo palmesano tiene derecho a sufrir el mismo nivel de ruido que soporta el alcalde en su casa”. Ni se me ocurre imaginar que el presidente del consistorio aspire a una situación privilegiada. Y dado que prefiere contentar a los mafiosos, podemos darle la vuelta al texto legal anterior. “El alcalde se compromete a soportar el mismo nivel de decibelios sufrido en cada momento por el más agredido de los palmesanos”. Aquí pueden colaborar ustedes. No trasladen a Isern sus quejas estériles, llévenle sus equipos sonoros a domicilio, para que entienda el precio que pagamos por su servilismo.


    Cegado por su romance con la mafia del ruido, Isern olvida que le costará la derrota electoral. Catalina Cirer y Aina Calvo se rieron de este artículo antes que él. Dios les ha dado tiempo para lamentarlo después de privarlas, tras un único mandato desaprovechado, de la vara de la alcaldía que degradaron al cederla a los mafiosos decibélicos. Un asesor de Isern me dijo que contemplaban Palma como una comunidad de vecinos. En efecto, sólo tenían que mantenerla limpia y silenciosa. Cuesta calibrar cuál de estos atributos han violado con mayor saña.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook