Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 28
    Agosto
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Inglés degüella a americano

    Despoje la noticia de la semana de la maraña de yihadistas, estados islámicos y demás hojarasca geopolítica. El asesinato con publicidad del periodista James Foley requiere un titular más sencillo, "Inglés degüella a americano". Verdugo y víctima son hermanos sociológicos, ni siquiera puede alegarse el conflicto generacional. La estupidez del adoctrinamiento envenenado del asesino, que encanta a los pedagogos, se derrumba al recordar que Bin Laden atesoraba en su guarida una nutrida colección de vídeos pornográficos. Un occidental mata a otro y graba su hazaña. Hasta ese día, han consumido la misma música, las mismas películas y la misma comida basura. A un alienígena, o a un genetista, le costaría distinguirlos. Comparten la dieta cultural anglosajona, que tan a menudo consideramos la más equilibrada del planeta.

    Inglés degüella a americano. Sabemos por propia experiencia que el consumo de tópicos occidentales suele convertirte en un idiota, pero no está tan documentada la posibilidad de degenerar en un asesino idiota. No infravaloramos el riesgo de la violencia, sino que menospreciamos la potencia inmisericorde de la idiotez. El degollador ni siquiera puede reclamar la venganza de los civiles inocentes, a quienes Obama ha matado con su orden personal de lanzarles un misil desde un dron. Al ejecutarse aquellas matanzas teledirigidas, el asesino a plena luz se emborrachaba probablemente en un pub londinense.

    A Washington nunca se le ocurre que vayan a pagarle con la misma moneda, pero presume al menos de no abonar rescate por los secuestrados. Lo cual nos conduce al capítulo clave de la financiación de asesinatos yihadistas, por llamarlos de alguna manera. La estructura de los secuestros no está sufragada por misteriosos jeques, sino por los países de nuevo occidentales que han desembolsado millones de euros, para la liberación de sus rehenes nacionales. Entre ellos, España. En conclusión, esta desoladora historia solo cuenta con un inocente geopolítico. Se llamaba James Foley, era periodista.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook