Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 15
    Octubre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Estarellas cae en sí mismo

    Camps es un error de Bauzá, Estarellas es un error de Estarellas.

    La consellera está olvidada, sigue vigente el ejemplo del secretario autonómico decapitado por traicionar sus principios. No solo los idiomáticos, también los científicos. Un matemático no puede sostener que todos los profesores que no hacen huelga están a favor del TIL, y Guillem Estarellas emitió este desafuero estadístico. Se le puede perdonar que zancadilleara con contumacia a Rafael Bosch para sustituirlo, porque estamos hablando de política, pero exageró la dosis de champú para el lavado de cerebro. A propósito, Bosch fue destituido por no apostatar con la convicción suficiente de su fe de mallorquín, y Estarellas por excederse en el arrebato castellano del TIL. Justo castigo para quienes insisten en obedecer a mediocres, por mucho Govern que tengan.

    En el comienzo de esta historia, Bauzá está con el agua cuello, por lo que asalta con violencia la conselleria de Educación. Desaloja a patadas al conseller Estarellas y a la figurante Camps. Ha causado más destrozos en la sede educativa que los 44 alumnos condenados por una iniciativa de baja intensidad. El Govern es un desorden público. El farmacéutico simula que le conducían al error, cuando se limitaban a desarrollar su fanatismo. Estarellas llora ahora en el regazo de Rosa Estarás.

    Conozco a Estarellas desde que ambos teníamos diez años, la escuela de escepticismo llamada Instituto Ramon Llull le impide refugiarse en la ignorancia. Aplicó con deliberación un TIL en el que no podía creer, otro incumplimiento de su formación adolescente. Con la soberbia de un alumno de colegio elitista, contagiada por su president, se dedicó incluso a legislar. Esta desfachatez le ha merecido un garrotazo personalizado del Tribunal Superior, por asumir funciones que no le corresponden. Al final, el farmacéutico le ha tratado peor que los profesores soliviantados, algo que también se enseñaba en el Instituto. En su momento de infortunio compartido, Camps puede mirar hacia Bauzá. Estarellas solo puede mirar hacia Estarellas.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook