Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 15
    Julio
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Escarrer casi habla claro

    Gabriel Escarrer hijo muestra pasión y conocimiento en el enfoque de la transformación de Magaluf en Calvià Beach, virtudes inhabituales y casi diríamos que indignas de su gremio. El consejero delegado de Meliá publicó un comunicado a raíz de las felaciones colectivas en pubs de su feudo, bajo el esclarecedor título de SOS Magaluf (no les dejemos hundirnos). Se trata del texto más estremecedor jamás escrito por un hotelero, en términos que no se atreverían a utilizar ni políticos ni periodistas. Sin embargo, no explica por qué ahora exige medidas que su casta denigró anteriormente, o critica negocios habituales en su sector.

    Veamos. Escarrer ordena que se actúe “penalmente si hiciera falta” contra “empresas que promocionan prácticas denigrantes para las mujeres”. Perfecto, salvo que no cita a los bellísimos hoteles mallorquines que han alojado en repetidas ocasiones a convenciones de swingers o intercambio de parejas, actividad adyacente al sexo de pago que por supuesto ni abogo ni abomino. Sin esta precisión, se culpa a los bares y se exonera al hotel. A saber, se protesta contra el negocio ajeno para proteger el propio.

    Más importancia alcanza la urgencia “de decir muy alto que no queremos a este turismo, que no nos compensa”. Por primera vez en la historia, un hotelero solicita cordura. A continuación, recuerden qué ocurrió cuando una consellera del primer Pacto de Progreso efectuó idéntica propuesta, la reducción del número de visitantes en su tramo más degradante. Fue ejecutada sumariamente por la junta hotelera, acusada de antipatriota en un ejercicio de prepotencia y machismo que ahora pagamos según admite el hotelero en jefe. La confesión de Escarrer hijo es un documento esencial para corregir los excesos a que nos ha conducido la orgía hotelera, a ser posible sin una hipocresía social semejante a que Las Vegas se manifestara contra la ludopatía. Bendita sea la felación que ha despertado al sector, aunque el turismo sexual es una redundancia a la hora de emprender un viaje, y un oxímoron al regreso.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook