Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 07
    Julio
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El rey es inocente

    El Rey es inocente aunque se demuestre lo contrario. O sobre todo si se demuestra lo contrario. La pureza ínsita blanquea por extensión los comportamientos de personajes tan codiciosos como Cristina de Borbón, pero aquí nos interesa la inviolabilidad del Rey Padre. El PP enfatiza de tal manera su intocabilidad, que es obligatorio recordar que Juan Carlos de Borbón es inocente aunque lo diga Rajoy. Que se sepa, nadie ha preguntado al monarca obligado a abdicar si estaba conforme con la unión de su destino a un partido abandonado en masa por sus votantes.

    Para redondear el blindaje, el Gobierno debió declarar el aforamiento sanitario del saliente, bajo la fórmula "ningún médico español puede diagnosticar una enfermedad a Juan Carlos de Borbón, que pasa a estar permanentemente sano en virtud de esta ley".

    El aislamiento de la realidad le ha funcionado perfectamente al PP en el caso Bárcenas, de ahí que aplique la misma estrategia a los problemas más variopintos. La urgencia por aforar al Rey padre de delitos hipotéticos, porque todos sabemos que sería incapaz de cometerlos en la práctica, debería ir acompañada de la promesa de un castigo para quien se atreva a insinuarlos. Esta condena se dejaría asimismo en manos del Supremo, definido por el Gobierno como el tribunal que castiga a los débiles para perdonar a los poderosos. Rajoy no ha decretado en solitario la inmunidad regia, ha recordado a los magistrados su voto de docilidad. O de lo contrario.

    La opinión más jurídica en torno al Rey Padre aforado y aforrado ha brotado de labios de Felipe González. En su docta opinión, "es por nuestra propia dignidad como país. Esto de imaginar que hay demandas dispersas en cualquier juzgado o querellas no me parece de recibo". ¿En "cualquier juzgado", como si fuera un ciudadano más? Qué horror. En cuanto empiezas a viajar en jet privado, tus semejantes se te hacen insoportables por muy izquierdista que seas. Si el PSOE le ha llevado por una vez la contraria al Socialista Padre, no todo está perdido para el partido en desbandada.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook