Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 26
    Noviembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El rey, con Urdangarin

    Un año después de desvincularse de su yerno al grito de “la justicia es igual para todos”, el Rey abraza la causa del poliimputado Urdangarin en la convicción de que “la Sanidad es igual para todos”. La escena más vergonzosa desde el estallido del escándalo se ha disfrazado de reconciliación navideña, en cuyo caso se debió renunciar al exhibicionismo mostrado ante las cámaras. Sin ir más lejos, se debió recurrir al sigilo que impone la Familia Real a los innumerables viajes de placer de sus miembros, que han hecho del ocio un gran negocio. El bochornoso encuentro en la clínica viene empeorado por el cinismo de la Casa del Rey –integrada por funcionarios pagados con fondos públicos–, al declarar feudalmente que “es una visita familiar”. Parece una línea de diálogo de una película de Scorsese.


    Sonroja recordar que el Rey es el jefe del Estado. El lecho del dolor y los efectos desorientadores de la anestesia no justifican la postración adicional ante un presunto delincuente, que precisamente se ha aprovechado de su grado de familiaridad para saquear a las administraciones estatales. Las abundantes fotografías en la clínica señalan tal vez el inicio de una nueva campaña de recaudación a cargo de Urdangarin. Si ya resulta llamativo que la Reina pase más tiempo con su yerno que con su esposo, lanza un mensaje sobrecogedor al abanadonar la clínica con Urdangarin y su socia Cristina, dejando solo a su marido.


    El Rey con Urdangarin significa que el Rey apoya a su yerno, no cabe interpretación alternativa. El encuentro se celebra tras la petición de una fianza millonaria, y abofetea a los funcionarios que se han atrevido a perseguir el cumplimiento de la ley más allá de las exigencias del deber. Por lo menos, el elefante fue acribillado en Botsuana, a la distancia suficiente para amortiguar el impacto de una decisión errónea. El nuevo tropezón del Rey es otra venganza de la Reina contra su marido, pero a las clases medias agredidas por Urdangarin y sus secuaces les descorazona la confirmación de que hay al menos una Familia que no se ha enterado de la situación del país.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook