Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 26
    Mayo
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El PSOE ya no rige su destino

    José Blanco habla de "severa derrota", tal que si comentara una gripe. Devastación, cataclismo o aniquilación serían sustantivos más apropiados, pero el PSOE ha migrado del estado de emergencia al estado de negación. Las elecciones locales no se celebraron en clave estatal, sino en clave Zapatero. Los ciudadanos asumieron los comicios como un asunto personal, y votaron en defensa propia. El resultado no es un simple "batacazo" –otro eufemismo frecuente–, sino un eslabón más en el harakiri a cámara lenta que el presidente del Gobierno inició el pasado 12 de mayo en el Congreso. "Cueste lo que me cueste".
    Las urnas han decidido que el PSOE ya no es dueño de su destino. Su Gobierno pende de un hilo, porque el PP hubiera obtenido el domingo la mayoría absoluta en unas generales. Si los socialistas pierden La Moncloa, tenderán hacia la irrelevancia. Pese a ello, se han instalado en el traspié o contratiempo. La parálisis contemplativa es más preocupante porque implica que no se imaginaban el desastre que se cernía sobre ellos. La campaña socialista ha estado huérfana de propuestas originales. En la semana dominada por el 15-M, el ejecutivo no formuló ni una idea para acercarse a los indignados. Y desde el domingo más catastrófico en la historia de la izquierda española, sólo se sabe que Zapatero va a continuar con las políticas que le privaron de 14 capitales de provincia, de las diez ciudades más pobladas y de la mayoría en todas las regiones.
    El PSOE es un apestado político, pero sus ministros actúan como si siguieran purpurados, cuando hasta CiU baraja pactos con el PP. Los votantes socialistas han tenido que efectuar contorsiones inverosímiles –UPD, Bildu, IU– para exteriorizar su descontento, pero el Gobierno no se da por enterado. Un país de izquierdas sin izquierda es una olla a presión que estallará en la calle pero, salvo que los mercados le indiquen lo contrario, Zapatero considera que la defección de dos millones de ciudadanos es un incidente que se sacude como el polvo de la americana.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook