Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 23
    Octubre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El IPC de la corrupción

    alears no es la comunidad más corrupta, sino la autonomía donde más se persigue y condena la corrupción. En las dos últimas décadas, ni una sola persona me ha dicho que “nunca habría imaginado que Matas/Munar se hubiera corrompido en el cargo”. Antes al contrario, a ambos líderes se les atribuyen muchas más hazañas que las visadas judicialmente hasta la fecha, y el socio de la eterna presidenta de Mallorca es el autor de la célebre frase “ésta se retirará con más dinero que nosotros”. En este mismo lapso, he escuchado a menudo que “Matas/Munar nunca serán condenados por corrupción”. La sorpresa no radica en el comportamiento, sino en la censura que ahora revalida el Supremo.

    Mallorca castiga a los corruptos, aunque sea después de celebrarlos como héroes. Sin embargo, nadie que conozca a un gobernante extranjero lo distinguiría de un político mallorquín, ¿o acaso los sobresueldos en negro de Rajoy en una institución pública son más aceptables que los desvíos de Munar a su empresa? La diferencia radica en la inflación de la corrupción, que ha disparado en Balears el IPC o Indice de Precios al Corrupto. Contamos para esta estimación con el valioso testimonio de los empresarios que han corrompido a políticos en varias regiones, y que coinciden unánimes en que los porcentajes exigidos en Mallorca se habían desorbitado.

    Los políticos encarcelados en Balears avergüenzan a las regiones españolas que no sólo absuelven a sus corruptos, sino que succionan nuestros impuestos para mantener sus redes degeneradas. Por desgracia, la responsabilidad política de Matas/Munar se propaga más allá de sus condenas, puesto que crearon un sistema donde la corrupción se erigió en el único argumento de subsistencia, según confirma el funcionamiento del Govern y el Consell. De ahí que el agradecimiento eterno a los funcionarios que persiguieron la corrupción más allá del deber venga envuelto en cautelas. Lo que ha pasado, sigue pasando, con los lógicos descuentos por la crisis.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook