Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 02
    Junio
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El honor de los pepinos

    Antes de darme licencia para firmar una columna, me formularon la pregunta clave:
    –¿Está usted preparado para escribir sobre una crisis de mil pepinos?
    Mentí que sí, y aquí seguimos. Desde entonces he blasfemado corajudamente contra los pollos asesinos –a cuenta de la gripe aviar– o contra el Hyakutake –probablemente el único artículo jamás escrito que interpelaba a un cometa–, y he denunciado la connivencia entre Rubalcaba y los volcanes islandeses cuya erupción empañó la gloriosa victoria del PP. Sin embargo, los pepinos no llegaban, y confieso una cierta frustración ante la dificultad de iniciarme en el periodismo cucurbitáceo.
    La paciente espera se ha visto mil veces recompensada, ahora que nos planteamos si debemos declarar la guerra bacteriológica a Alemania o bombardearla sin avisar. Ha llegado el momento de lavar cuidadosamente la piel y el honor de los pepinos. Los germanos han agredido tan salvajemente al humilde vegetal, que el movimiento 15-M debe apresurarse a apadrinarlo tras un debate impepinable. De las cámaras frigoríficas a las parlamentarias, el pepino ha sufrido el mismo tratamiento que Strauss-Kahn, sin que nadie le adjuntara un “presunto” cauteloso.
    Las cajas de ahorro y los pepinos son demasiado grandes para caer, por lo que sobrevivirán erectos a la campaña de descrédito –¿lo pillan?–. No hablo a humo de pajas, sino con el orgullo de salir en defensa de uno de mis vegetales favoritos. Me mostraría mucho más remiso si debiera emprender una cruzada en pro de la acelga tóxica o de la coliflor vírica. Hemos de compensar con brío la tibieza del Gobierno, genuflexo ante el imperio prusiano. Rosa Aguilar ha aprovechado la crisis hortofrutícola para hacer su primera comparecencia pública desde que fue nombrada ministra de Agricultura. En su discurso habló de “implementar”, un término que nunca antes se había pronunciado en la misma frase que “pepinos”. No ganaremos esta  guerra con palabras hermosas, pero también sirven para culminar mi carrera.
     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook