Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 10
    Octubre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El follonero Bauzá

    Obama se apropió de una distinción clásica entre conflictos necesarios y optativos. A su juicio, Afganistán es una guerra de necesidad, pero la intervención de Bush en Irak fue una invasión electiva. Nunca debió plantearse, sin entrar en su pésima ejecución. La disyuntiva se aplica a controversias más prosaicas. Todo gobernante, incluido Bauzá aunque su principal actividad económica sea la farmacia, se verá envuelto en polémicas inevitables. A menudo provocarán incluso su caída, pese a que no las ha iniciado. Resulta sin embargo imperdonable que un político elija meterse en problemas de desenlace incierto y que no sabe manejar. Hablamos de nuevo del presidente del Govern, especialista en alentar el encono social.

    Bauzá no puede evitar el incendio de tres mil hectáreas, aunque prometió hacerlo. Ni el gestor sanitario más impecable se libra de un caso Alpha Pam, aunque su talla se mida en la respuesta al escándalo. El presidente de Balears se distingue porque, además de empeorar las crisis de necesidad con las que tropieza, explora bravucón nuevos conflictos. Es un follonero, con disculpas a Jordi Évole. En ningún caso se analiza aquí el código ético del farmacéutico, que se mide en euros, sino su afán por morder más de lo que puede masticar.

    Los iniciadores de guerras optativas no ganan ni las necesarias. Véase de nuevo a Bush, tan empantanado en Irak como en Afganistán. El farmacéutico se siente corajudo al enfrentarse a enemigos abstractos coagulados en el TIL, mientras se postra humillado ante la junta militar hotelera o las grandes superficies exoneradas de los impuestos prometidos. El estéril batallar del presidente contra sus votantes no sólo alienta divisiones innecesarias para una autonomía en crisis, sino que contribuye a crearle problemas a Rajoy en el resto del Estado. El cultísimo Antonio Gómez debió recordarle al follonero Bauzá la frase de Colin Powell para disuadir a Bush de la guerra de Irak, y que figura en las tiendas de cerámica. “Si lo rompes, te lo quedas”. Los efectos no son optativos.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook