Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 15
    Enero
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El canal Palma Arena-Panamá

    Panamá se cruzó de sopetón en la historia de Mallorca, al deportar sin contemplaciones y sin tratado de extradición a un prófugo mallorquín refugiado en un barrio señorial del país. Treinta años más tarde, vuelve a darnos otra lección al resistirse al chantaje de una constructora española, acostumbrada como sus competidoras a amenazar con la suspensión de un proyecto en curso “bajo la exigencia de que se le proporcionen fondos adicionales a los pactados”. El lenguaje resulta familiar en la isla, cuántas obras públicas se han encarecido de modo abusivo, ante la resignación de Governs que mantenían lazos inconfesables con los estorsionadores. El país centroamericano nos proporciona otra lección, al inaugurar el canal Palma Arena–Panamá.

    Cuando los panameños hablan de “presiones con el único propósito de forzar” un sobreprecio del cincuenta por ciento, en Mallorca pensamos obligatoriamente en el Palma Arena por triplicado, en los túneles, en los palacios de congresos y en los complejos hospitalarios donde no pagamos a médicos, sino a los ejecutivos y orondos consejeros de constructoras. Panamá rompe la baraja contra “no importa qué tipo de presión” y exige a la empresa que “respete el contratro que firmaron”. Ningún político mallorquín a derecha o izquierda ha impugnado así a los gigantes del ladrillo, porque están aliados con ellos en un abrazo fraternal. El PSOE construye Son Espases y a nadie le ha sorprendido que la Sacyr abierta en canal figure como donante en los papeles de Bárcenas.

    Panamá no es menos corrupta que Mallorca, pero al menos planta cara a algunos pícaros significados. Intente usted una mejora por las bravas de las condiciones económicas con su compañía eléctrica o telefónica, por citar a empresas controladas por las mismas constructoras que proponen bajas temerarias para imponer sobreprecios draconianos con el trabajo a la mitad. En Mallorca, habían pactado de antemano el fraude con los gobernantes, por lo que los panameños destapan el engaño de quienes cobran por protegernos.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook