Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 31
    Julio
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El alcalde injusto

    Por comparación con Bauzá y María Salom de España, el alcalde de Palma parece a ratos un político. El pasado jueves desactivó una protesta de funcionarios enfurecidos por los recortes, que amenazaban con tomar el plenario de Cort. A diferencia de un president que no ha cometido un error en su vida, Mateo Isern pronunció una frase reveladora en el fragor de la confrontación. Dijo que “nadie tiene que convencerme de que estas medidas son absolutamente injustas, pero son necesarias”. Un gobernante puede apelar al estado de necesidad pero, si se refugia en el estado de injusticia, derriba el entramado de representación ciudadana que sostiene su poder. No se vota a nadie para que administre la injusticia, calidad acreditativa del tirano que precisamente no tiene que justificarse.
    Sin justicia, no hay razones que valgan. Los recortes pueden ser inevitables o “inmerecidos”, otro calificativo esgrimido por Isern pero, si son “absolutamente injustos”, entonces el alcalde deberá resignarse a que sus víctimas arremetan contra los causantes de la situación. Goethe prefería la injusticia al desorden, pero esta ecuación es más fácil de aplicar en sociedades que no han atisbado la posibilidad de la justicia, y que se revuelven contra la restauración despótica de los desequilibrios.
    El discurso de Isern reconoce que los funcionarios se plantaron en Cort para pedir justicia, ante el riesgo de que se institucionalice una situación injusta. Rajoy murmura la palabra “equidad”, pero las encuestas económicas avalan que su Gobierno golpea con más saña a las clases medias, ensanchando el abismo con los privilegiados. En fin, la justificación de la injusticia a cargo de Isern no puede despacharse como un desliz achacable a la tensión del momento. No se equivocó, ni tampoco lo hizo Munar cuando reclamaba la impunidad por decreto. En un arrebato de sinceridad clarificadora, el alcalde injusto de Palma confirma que el PP esta promoviendo un país injusto. Lo sospechábamos, pero suena más convincente y amedrentador en labios de los autores.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook