Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 13
    Diciembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Con Rotger, “Aquí ya hemos metido”

    Hay casos de corrupción en que el delito es lo de menos, porque la brutalidad de los hechos desarbola la vocación taxonomista del código penal. Así ocurre con el chapoteo de Pere Rotger en el fango de Over Marketing. Quien aspire a preservar la ilusión de la pureza del expresidente del Parlament, deberá evitar la lectura del auto del juez Castro que mantiene la imputación del jerarca del PP. Tras un recurso angélico del abogado del acusado, que parece referirse a otra cuestión, el magistrado se limita a enumerar los documentos abrumadores que retratan la intimidad de los populares con la agencia que les realizó infinitos trabajos electorales a cargo de los ciudadanos.
    Las pruebas contra el ayuntamiento del PP de Inca son tan abofeteadoras que sólo falta delimitar cuánto delito cabe y quién lo cometió. Sin embargo, nuestra advocación estrictamente literaria nos obliga a recordar que Rotger se arriesga a ser condenado por culpa de la ejecutiva de Over Marketing que escribía demasiado. Las redes sociales han inoculado el virus de la facundia en seres discretos, y esta directiva de la agencia enviaba en 2008 un correo electrónico donde se especifica que “vamos a ir absorbiendo el coste en las facturas de trabajos que vamos a hacer” para el ayuntamiento. Y adjuntaba el taurino “aquí ya hemos metido dos mil euros”, como si embutieran sobrassada. No hace falta precisar a quién se lo “hemos metido”, paga usted.
    “Aquí ya hemos metido”, por fin aflora el componente fálico de la corrupción que penetra el cuerpo social. Como un padrino a la antigua, Rotger sólo verbalizaba sus instrucciones. No imaginó que sus interlocutores fueran más imprudentes, y la persistencia de la escritura que ya asombrara a Aristóteles ha hecho el resto. Desde el siglo pasado no creo en los testigos, y mucho menos en los peritos de pago. Sin embargo, los documentos de Over Marketing en Inca son tan apabullantes que los implicados han de agradecer la intervención pacificadora de un magistrado. Si los estafados se tomaran la justicia por su mano, Rotger tendría que huir de Mallorca.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook