Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 28
    Junio
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Bauzá regala Mallorca

    Cuando Bill Clinton se sentía agobiado por sus problemas personales, organizaba un bombardeo para desviar la atención. El presidente estadounidense tomaba la precaución de cañonear una geografía exótica, como el desierto sudanés. Bauzá también necesita una cortina de humo, que oculte su desgraciada gestión pública y su deuda privada de millones de euros. Dado que no siente el menor respeto por Mallorca, puede bombardearla sin misericordia, y de ahí su entusiasmo por la destrucción masiva del puerto de Palma. Cabe afirmar sin vacilar que el president ha avalado la mayor mamarrachada de la historia de Balears, de no entrometerse nuestra convicción de que el Govern la empeorará en el futuro.
    Duele oponerse a un proyecto que según Bauzá y Rafael Bosch supondrá 40 mil puestos de trabajo. Se trata de una estimación conservadora, porque en realidad aportará 400 mil, qué digo, cuatro millones de empleos. El adefesio portuario incluye un nuevo centro de congresos, sito encima del palacio construido sobre los lomos de los mallorquines, y que nadie sabe cómo pagar ni rentabilizar. El empresario holandés que ha sido incapaz de levantar una vulgar urbanización sobre tierra firme en Murcia, reconstruirá el mar.
    El alborozo de Bauzá surge sin embargo cuando los promotores le anuncian que quieren quedarse con el Puerto de Palma durante 45 años. Si hubieran reclamado la isla entera, el president estaría dispuesto a pagar de su bolsillo para librarse de ella. De hecho, la acentuada tradición de sus antecesores consistía en vender Mallorca al mejor postor. Bauzá la regala, porque no le atribuye valor alguno. Es Trenc o la Catedral insultan su mentalidad cuartelera. Para profanarlos, está dispuesto a alinearse con empresarios a quienes no vendería ni su vinoteca. Como mínimo, debería recibirlos en casa, sin contaminar de su infantil credulidad a los ciudadanos a quienes se ve forzado a representar. ¿Por qué es tan fácil engañar a un mentiroso? Porque piensa que los demás no saben mentir.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook