Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 17
    Diciembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Bauzá imita a Matas

    Un discurso de Bauzá no lo escuchas, lo sobrevives. En mi caso, con la comezón adicional de repetirme que “esta persona me suena” sin atinar con el modelo. Hasta que en las réplicas del debate del estado de la comunidad empleó por novena vez el latiguillo “miri”, con tono displicente. El farmacéutico imita al inolvidable Jaume Matas, temporalmente de baja. Por fin se desvelaba el énfasis rutinario del pasado martes en “fent feina”, otro clásico del penúltimo president del PP cuando no tenía nada que aportar, y que hoy reinterpretamos en sintonía con el Código Penal.  Y así llego él estribillo “feina ben feta”, que hermanaba para siempre a los presidents sucesivos.

    Si Bauzá piensa perfeccionar su emulación de Matas, tal vez no conviene que se apresure en el encargo de su retrato oficial. “El esfuerzo de todos” y “Todo lo que hacemos afecta a las personas” son otros temas populares del repertorio de su predecesor versionados el martes en el Parlament. El farmacéutico ha introducido variaciones mínimas, y el latiguillo “evidente” de Matas se ha transformado en “fundamental”, más próximo al fundamentalismo del actual inquilino del Consolat. Comparten la pasión por Madrid, donde presumen de liberales ante el estupor de los mallorquines que padecen su prepotencia a dos voces. 

    En esta cuestión conviene desatender el consenso imperante en el PP, porque quienes hoy defienden a Bauzá respecto de Matas son los mismos que antaño presumían de Matas frente a Cañellas, no sé si me entienden. Cañellas y Matas también se labraron un futuro económico desde el Consolat, pero tenían el pudor de enmascarar sus manejos. Bauzá sólo se preocupa de sí mismo, en la fórmula descaradamente personal que Biel Barceló sintetizó para la posteridad. Nunca ha habido un president más volcado hacia el enriquecimiento propio –cobra el triple que sus predecesores, se afana en “afrontar los pagos pendientes” con su farmacia–, la ambición propia –un ministerio con vistas– y la obsesión propia –el casticismo rancio–.   
     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook