Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 18
    Enero
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Bárcenas esquía muy bien

    Nadie amasa una fortuna de 22 millones de euros sin una dedicación exclusiva a la actividad recaudatoria. De hecho, la inmensa mayoría de quienes se plantean esa meta fracasan en el intento. Por lo visto, la condición de gerente y tesorero del PP disfrutada por Luis Bárcenas catapulta a la obtención simultánea de 3.500 millones de pesetas antiguas y futuras. Los dictadores africanos envidian a los partidos españoles, sociedades limitadas que garantizan a sus ejecutivos unos ingresos suplementarios que asustarían a la banca, por citar un sector de moral equivalente.
    El senador y responsable económico del partido más patriótico del lugar refugia sus ingresos de ilegalidad manifiesta en Suiza como un estafador cualquiera, aunque seguro que viajaba a ese país con una bandera española cosida al corazón. Bárcenas maquinó sus millones en un despacho situado debajo del que ocupaba Rajoy en la sede del PP. Por muy enfrascado que el actual presidente del Gobierno estuviera en la marcha de la Liga, sorprende que no le embargara el inconfundible aroma del dinero a espuertas. Al contrario, el purísimo Rajoy se resistía numantino a la destitución de su mano derecha porque, según  los gurús mediáticos de Madrid, el tesorero le había convencido de su inocencia. Este perspicaz analista de cuentas gobierna España, y los gurús siguen ahí, impartiendo doctrina.
    Bastante desgracia tiene el abogado de Bárcenas con defender a un individuo así, pero el letrado no necesitaba excederse en sus funciones, al atribuir los repetidos viajes a Suiza de su cliente a que “esquía muy bien”. La precisión sobre la excelencia deportiva del tesorero marca el punto en que la evasión fiscal adquiere su sentido cabal de escarnio a la ciudadanía. Ni siquiera ocultan el dinero sucio en Suiza para evitar a su Agencia Tributaria, sino para distinguirse de la plebe. “Que se jodan”, como cantan al alimón Andrea Fabra y Rajoy mientras amnistían a los ladrones. Dos seres tan lamentables como Ignacio González y Bárcenas han colocado sendos clavos en el ataúd de la clase política.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook