Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 16
    Abril
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Banqueros pero delincuentes

    Una vez más, el Gobierno de Rajoy se ha quedado a medias. Su Decreto del pasado viernes, sobre honorabilidad en entidades de crédito, admite que los delincuentes condenados por el Supremo puedan ocupar los cargos preeminentes de la Banca. Sin embargo, no ha cerrado el paso a que impostores sin tan esencial aportación curricular desempeñen idénticas responsabilidades. No nos andemos con paños calientes. Con la actual decisión de Rajoy, una persona honrada podría escalar las posiciones más elevadas del tinglado financiero. Casi percibo el estremecimiento de los lectores, al examinar esta tremenda posibilidad. El PP y las instituciones bancarias alegarán que es harto difícil que alguien sin antecedentes penales acceda a los preciados consejos de administración, porque se criba con determinación  a los sospechosos de decencia. Y pondrán como ejemplo las decenas de consejeros de cajas imputados, por no hablar de las condenas a los Albertos y a Alfredo Sáenz.


    Estos precedentes no nos tranquilizan. En su actual redacción, el Decreto autoriza a personas no condenadas a acceder a la cúpula de un banco, lo cual puede acabar desembocando en un coladero indeseable. No queremos ni imaginar el perjuicio irreparable al sistema financiero, si fuera encabezado por personas sin tacha. Dónde quedaría la ejemplaridad, tan a menudo invocada. De hecho, los ascensos en política se rigen por un código más riguroso, que sólo filtra a cónyuges de perceptores de Jaguars y a perceptores de sobresueldos manuscritos. La Banca no puede permanecer al margen de esta exigencia popular.


    La única defensa del Gobierno consiste en recordar que los banqueros ya pueden ser delincuentes, véanse los ejemplos citados. El Decreto persigue la determinación democrática de que los delincuentes también puedan ser banqueros. Brecht exclamaba qué es atracar un banco, comparado con el hecho de fundar uno. Gracias a Rajoy, se pueden compatibilizar ambas actividades, y continuar en el cargo para perseverar en la doctrina brechtiana.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook