Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 17
    Enero
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Banco Central de Son Banya

    El juicio al consejo de administración de Son Banya no enciende emociones entre los nativos, porque las hazañas recientes de los banqueros relativizan la dimensión del tráfico mercantil en el poblado gitano. La desatención al proceso penal es un error, porque afecta a la barriada más rica de Palma –¿a que duele?– y porque demostraremos, desde nuestro apostolado de integración humanista, el hermanamiento entre bancotráfico y narcotráfico. El colapso de ambas actividades se debe al exceso de liquidez y a la expansión descontrolada. El clan palmesano se sienta en el banquillo porque sus protagonistas tienen la particularidad de ser gitanos, pero La Paca y allegados pueden presumir de haber creado el auténtico Banco Central de Mallorca, el prestamista de última instancia.


    En efecto, Son Banya fue el pulmón financiero de la isla. Uno de los atractivos de la noche palmesana era contemplar la cola de coches de marca alemana de alta gama que se amontonaban en el poblado de madrugada, en busca de las sustancias redentoras. Sin embargo, parte los congregados perseguían la única droga más dura que la heroína, el dinero. Así ocurrió en los tiempos del escándalo de Bon Sosec, cuando un distinguido magnate en apuros acudió al Banco Central de Son Banya en busca de una inyección de liquidez. Se le entregó en las condiciones pactadas, sin un solo papel por medio. Pasó el tiempo y, como se le olvidaba restituir la suma, recibió la visita de una comisión de los clanes. No iban muy trajeados, la verdad, y le advirtieron de que ellos no ejecutaban los préstamos por vía judicial, sino mediante procedimientos más expeditivos. Pagó de inmediato.  


    Caja Son Banya era la city de Palma, y faltan análisis que calibren el impacto del juicio de operación Kabul sobre el Producto Interior Bruto de la isla. En cualquier caso, la cárcel es un rito de paso obligatorio para las mayores dinastías financieras del planeta. Tras la experiencia, rebrotan con energía y con nombres más rimbombantes. La Chupi se rebautiza La Rochil, el resto sigue igual.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook