Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 14
    Mayo
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Aquí me escuchan

    Si usted piensa que mis artículos resultan decepcionantes, imagine la desgracia de conocerme en persona. Uno de los ejemplos más flagrantes de mi degradación añadida en vivo tuvo lugar durante una madrugada palmesana. Si no recuerdo mal, viajaba entre dos mujeres bellísimas por el Paseo Marítimo. Con el tiempo, la más rubia de ellas acabó enlazada con un auténtico magnate, hasta el punto de que se habituó a volar únicamente en avión privado. La más morena y espectacular sólo te venderá una de sus residencias de lujo si cuentas con un excedente de media docena de millones de euros. Podría culpar al miedo escénico, pero sólo mi grisura me impulsó a efectuar un comentario absolutamente desprovisto de gracia. Ambas me replicaron al unísono:
    –¿De verdad eres el mismo que escribe los artículos?
    Improvisé una respuesta defensiva:
    –Si lo viérais escrito, no os parecería tan deplorable.
    Acuciado por las damas, había descubierto el secreto. Aquí me escuchan, ponderan lo que escribo sin lanzarme miradas conmiserativas. Cada vez que recibo un insulto –bueno, no “cada vez”, porque entonces no haría otra cosa que metabolizar agravios–, no me sorprende que el aludido se sienta agraviado, sino que se haya tomado la molestia de procesar mi artículo. Admitamos que internet ha aligerado el protocolo, porque a nadie se le ocurriría leer un texto antes de comentarlo.
    Nunca he contado en privado una anécdota que capte a la audiencia, ni un chiste que atrape una sonrisa. Recomiendo a los miles de personas en mi situación que, si han de parlamentar ante sus familiares o amigos, interpongan una tribuna que les conferirá el estatus imprescindible. Simétricamente, una violación de la frontera deshará el embrujo. Nos hallamos a la distancia exacta para entablar el grado de comunicación que nos hemos concedido. Yo no te querría más lejos, tú no me soportarías más cerca. Ejerzo una intermediación sin nadie al otro lado. Que dure.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook