Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 15
    Octubre
    2014

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Alemany, en portada

    La portada no es el hábitat tradicional del editorialista y escritor de opinión, condenado a las tinieblas del interior del diario. Sin embargo, este mes se abrió con la entrada en prisión de Antonio Alemany, que gozó de honores de primera página en la prensa local. Una foto monumental sepultaba una carrera periodística de fondo bajo los focos superficiales. El encarcelamiento en Mallorca de un condenado por corrupción dejó de ser noticia hace tiempo, por su excesiva frecuencia. Por tanto, se valoraba una trayectoria que su autor distorsionó hasta merecer la repulsa penal del Tribunal Supremo. Cuando se insiste en que la sentencia no anula un ilustre desempeño profesional, se agrava paradójicamente la entidad del delito cometido con esas artes.

    Alemany se ha desvanecido dentro de la portada. La entrada en prisión supone una ofensa para quienes hemos leído sus obras completas, pero el agravio lo comete el periodista encarcelado al defraudarnos. Nunca he polemizado con él por escrito, me he limitado a recibir el amor y los insultos que derramaba generosamente sobre mí. Ahora bien, con o sin confesión, con o sin condena, con o sin cárcel, no existe un solo ser humano que entrara en contacto con el Govern Matas y no se corrompiera. En un trance paralelo, Montanelli supo revolverse contra Berlusconi a riesgo de perderlo todo. Alemany siguió cobrando.

    Por supuesto, son peores quienes fingen ignorar que Alemany escribía los discursos de Matas y a continuación los alababa. De hecho, era una duplicidad que debatíamos a menudo con él en antena, quizás en una emisora sin audiencia suficiente para que alcanzara a sus jefes. Alemany era el periodista mejor pagado de Balears sin necesidad de enfangarse con dineros públicos. Podría estar escribiendo en este periódico que dirigió o en cualquier otro que hubiera elegido, dogmatizando sin creerse del todo sus exabruptos, juzgando a los compañeros desde el podio de columnista favorito de la izquierda, que lo devoraba a escondidas. Eligió otro camino. En prisión, es una víctima, el papel que nunca deseó jugar.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook