Blog 
Al azar
RSS - Blog de Matías Vallés

El autor

Blog Al azar - Matías Vallés

Matías Vallés

Matías Vallés (Corea, 1958). Licenciado en Ciencias Químicas, con Premio Extraordinario. Profesor de Química-Física en la Universitat. Se formó periodísticamente vendiendo diarios en semáforos –frente a la Catedral–. Pese a sus primeras crónicas de baloncesto en ‘Diario de Mallorca’ (1983), se le pe...

Sobre este blog de Mallorca

Este blog recopila todos los artículos que publico en Diario de Mallorca


Archivo

  • 22
    Septiembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Al Qaeda, la que faltaba

    Mi teoría es que Mallorca registra un potencial de asimilación tan inusitado, que la investigación y localización de cuerpos delictivos extraños invierte la lógica del trabajo policial. En lugar de indagar a partir de comportamientos sospechosos, se podría lanzar un dardo sobre el mapa del mundo y seleccionar la organización criminal autóctona del enclave en cuestión, en la seguridad de que alguno de sus facinerosos representantes ha recalado en las costas mallorquinas. Mafiosos rusos, marselleses o sicilianos, asesinos de papas, fascistas italianos y nazis prominentes, magnicidas, espías cuádruples, narcotraficantes a escala planetaria, terroristas palestinos y miembros del IRA. No olvidamos a media docena de imitadores de Bernard Madoff, por no hablar de su representante para Europa.
    La incorporación más reciente a esta lista lleva la presunta vitola de Al Qaeda. El elenco resulta tan variado que la adscripción ni siquiera es novedosa. Antes de Cala Rajada, ya tuvimos un importante difusor del salafismo en todo el mundo, acampado en un ático del paseo marítimo palmesano. Y tampoco olvidamos la curiosa visita a Eivissa y Mallorca de El Chino –artífice del 11-M–, una semana antes de las bombas de Atocha. La innovación residiría en la condición de trabajador de hostelería del último detenido. Por una vez, un miembro del exótico plantel criminal no se disfraza de semirresidente o de turista.
    Una valoración estadística obligaría a vincular las características de la isla con el magnetismo que ejerce sobre los representantes de la mafia global. Sin embargo, una breve estancia disuade de ese efecto de inducción geográfica o climática. Desarrollar tesis radicales en Mallorca contradice el proceso de adocenamiento que experimentan sus visitantes. De hecho, los crímenes cometidos por indígenas se justificaban antes por dinero que por una diferencia de cosmología o por una afrenta sexual. Excluimos a Al Qaeda de nuestra bienvenida a millones de visitantes, pero no puede sorprendernos el cumplimiento de la ley mallorquina a cargo de los enemigos de la ley.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook