Blog 
A tu salud
RSS - Blog de Francisco Vera

El autor

Blog A tu salud - Francisco Vera

Francisco Vera

Interesado en la salud y aprovecho lo que aprendo para comparatirlo

Sobre este blog de Salud

Línea y salud: belleza, complementos, sexología, productos naturales, novedades, tendencias. Un cajón de sastre de temas de salud.


Archivo

  • Las comilonas de Fin de Año

    Las comilonas de Fin de AñoAño tras año pasamos por el mismo ritual: comidas con amigos, comidas con compañeros de trabajo, cena de Nochebuena, comida de Navidad, cena de Año Nuevo, la comida de Reyes… el desayuno del roscón, más comidas de empresa, más comidas con amigos, etc. Excesos, excesos y más excesos y después, cargos de conciencia y vuelta a empezar.

    Según un estudio publicado en el New England Journal of Medicine, todos los años en estas fechas engordamos 500 gramos. “Medio kilo no parece demasiado”. Pero lo peor es que ese medio kilo no se pierde durante el resto del año, sino que se suma a lo anterior.
    El conjunto de fiestas de fin de año deberían ser llamadas “Fiestas del Atracón” y si tomamos en cuenta que en cada fin de año ganamos medio kilo (que no vamos a perder), al cabo de 20 años podríamos haber ganado 10 kilos. Algunos dicen que es lo que puede explicar el aumento que cada año registran los países desarrollados. Además, durante el período de fin de año nuestra actividad física se ve mermada, dormimos mal y a deshoras y casi todo el tiempo permanecemos mayoritariamente en lugares cerrados y poco ventilados.

    ¿Cuáles son las consecuencias de los banquetes?

    Cuándo nuestro cuerpo se ve sometido a estrés del descanso, cae el nivel de varias hormonas “quema-grasa”, como es el caso de la testosterona, que utiliza la grasa para desarrollar su actividad. También se ve afectado el nivel de leptina, que es la que nos avisa de que el cuerpo ya ha almacenado suficientes reservas de grasa e inhibe el apetito. Esta hormona avisa al cerebro, para que el hambre cese. Ocurre también que con la falta de sueño aumenta el nivel de grelina, que es la hormona del apetito. La que segrega el aparato digestivo y que provoca ganas de comer.
    Nuestro cuerpo se siente agotado por tanta comida y falta de ejercicio físico y sueño, pero nosotros lo compensamos dándole más “caprichos” a base de mariscos, jamón, carmes grasas, dulces típicos navideños, alcohol, etc.´. y no oímos que nos pide a gritos que paremos… que ya no puede más!

    Las comilonas de Fin de Año Comilonas de fin de año

    ¿Significa esto que es malo celebrar los entrañables banquetes familiares?

    Jamás sea eso dicho! Las tradiciones están a salvo. Se debe disfrutar de todo, pero con moderación. Ese equilibrio al que tanto cuesta cogerle el punto:
    Llene vaso y platos a medias. No haga sobremesas eternas, sino que proponga un paseo después de comer y sobre todo compense la “gran comilona” con un día a base de zumos e infusiones (sin azúcar). Desintoxíquese cuánto pueda con ensaladas, frutas frescas y caldos de verdura (sin grasa) en vez de aprovechar las sobras de la cena o de la comida. Recuerde que existen los congeladores.

    ¿Son malos los alimentos navideños?

    De ninguna manera. Nutricionalmente, estos alimentos (que sólo tomamos en fin de año), tienen un valor muy grande. Vamos a analizar algunos de los que no suelen faltar:

    El foie

    Las comilonas de Fin de Año Foie

    El foie es un plato de lujo en muchos países y se ha convertido en un bocado obligado para las grandes ocasiones en las mesas españolas. De hecho, España es el segundo país más consumidor de foie del mundo. Pero, ¿qué podemos decir de él? que es uno de los alimentos con una mayor cantidad de calorías que existen, sin embargo, podemos a su favor podemos argumentar que la mayoría de la grasa que contiene, es grasa buena. Un 56% de su componente graso, son ácidos grasos monoinsaturados (el mismo tipo de grasa que contiene el aceite de oliva), por lo que no hay riesgo de que nos cause daño vascular. Es más, reduce el riesgo de problemas en las arterias. También contiene una gran cantidad de vitamina B, indispensable en el ciclo de la metionina (un aminoácido esencial) que tiene una estrecha relación con la cantidad de homocisteína en sangre, la cual cuando si no se recicla bien, el riesgo de sufrir un infarto se triplica.
    Es fácil: niveles altos de vitamina B en sangre nos baja los niveles de homocisteína, o lo que es lo mismo: niveles altos de vitamina B en la sangre evita el riesgo de sufrir infartos… y el alimento que contiene una mayor cantidad de vitamina B es el foie.
    El foie es también muy rico en vitamina A o retinol (excelente para los ojos), como su propio nombre indica (retinol, de retina).

    El jamón

    Las comilonas de Fin de Año Jamón ibérico

    El jamón es el protagonista de las “cestas navideñas” y auténtica joya de nuestra gastronomía. Aunque la variedad en el precio se traduce a diferencia nutricional, ¿Qué podemos decir del jamón? Que el jamón, (sobre todo el ibérico) es antioxidante y tiene mucha vitamina E. La calidad de su grasa es excelente (más del 50% de su composición es ácido oleico (el del aceite de oliva), por lo que facilita la producción del colesterol bueno (HDL) y reduce a la vez el del “malo” (LDL). El cerdo ibérico alimentado libremente en dehesas de bellotas es un auténtico “olivo con patas” y su jamón, sin excesos, es beneficioso para la salud.

    Salmón y marisco

    Estos alimentos son ricos en ácidos grasos omega-3. y como ya sabemos, los ácidos grasos omega-3 afectan directamente a la personalidad, la inteligencia y en particular a la salud cardiovascular.
    Las celebraciones de Navidad son la ocasión perfecta para restablecer el equilibrio de ácidos grasos en beneficio de omega-3; es decir, para cuidar las arterias y el cerebro.
    Y la importancia de los productos del mar no se limita a esto. Las ostras y otros mariscos son ricos en antioxidantes (zinc, cisteína, taurina, selenio). Si además, en la receta les añadimos limón, conseguiremos un buen puñado de antiradicales libres, muy beneficiosos para los fumadores y para las personas que son víctima del estrés o viven o trabajan en ambientes contaminados.

    Pavo relleno

    Las comilonas de Fin de Año Pavo relleno

    El pavo contiene un componente muy interesante, sobre todo en estas fechas: la N-acetilcisteína, que recarga las células del antioxidante gluthatión. El gluthatión es el más potente antioxidante intracelular conocido. Al ser un detoxicante corporal general tiene efectos contra la resaca, minimizándola o reduciendo su duración.
    Y si lo rellena con frutos secos como las castañas, sepa que éstas son ricas en potasio, que es excelente para la hipertensión, y contienen gran cantidad de fitosteroles, unos compuestos que reducen el colesterol.

    Besugo al horno

    El buen besugo es una alternativa a la carne. El besugo ya es un clásico. Es un pescado que tiene muchas virtudes. Entre ellas la cantidad de minerales que posee, como el yodo, el fósforo, el sodio, el magnesio o el potasio. También contiene proteínas y una gran concentración en vitamina B y vitamina A (ausente en otros pescados blancos). Lo peor del besugo siempre va a estar en su precio, porque en Navidades éste se dispara.

    ¿Y el alcohol? ¿Qué podemos decir de las bebidas?

    Comer con vino o cava aporta beneficios: favorece las digestiones porque estimula las secreciones de jugos gástricos y el cava carece de grasas. Aporta beneficios por sus efectos sobre los neurotransmisores (serotonina, dopamina, noradrenalina, endorfinas, etc.) los cuales son responsables de la sensación de bienestar y de euforia y desinhibición.
    Tanto el vino, como el cava o champán son ricos en antioxidantes (flavonoides y ácidos fenólicos), que ayudan a las arterias.

    El caviar

    Para quienes puedan darse el lujo de comer caviar, sería bueno que sepan que es un alimento cargado de omega-3 y vitamina D (la vitamina del sol) que se valora tanto en los meses de invierno. La vitamina D es muy útil para prevenir el cáncer y algunas infecciones.

    Dulces navideños

    Las comilonas de Fin de Año Dulces navideños

    Turrón, polvorones, mazapanes, roscón de Reyes… después de comer, viene la infaltable bandeja. ¿Quién se resiste? Calorías a doquier. Pero no todo va a ser malo en estos postres obligados. Sus frutos secos (contenidos en la misma receta) contienen lípidos saludables debido a la gran cantidad de grasas insaturadas (grasas buenas) y son de gran riqueza en ácidos grasos omega 3.

    Infusiones

    Si las infusiones no existieran, en fin de año, habría que inventarlas. Infusiones de hierbas naturales, té verde, cola de caballo, diente de león y si se quiere un efecto diurético. Boldo o alcachofa para ayudar al hígado a metabolizar el exceso de grasas en nuestra dieta. También es útil la garcinia cambogia para transformar la grasa extra en glucógeno y calor corporal y poder gastarlo sin que se almacene entre nuestros tejidos. El hinojo la melisa o el carbón vegetal contra los gases y las digestiones pesadas.

    También se pueden encontrarlos como complementos dietéticos.

    Las uvas

    Recuerde que debe lavarlas muy bien. No les quite la piel para tragarlas mejor. Recuerde que las uvas tienen en su piel la mayoría de sus propiedades: taninos, ácidos libres, minerales, etc.
    ________________________________________________
     
    Quizás le interese también leer:
     
    Garcinia para perder peso La Garcinia Cambogia o “tamarindo malabar“ es un arbusto que crece sobre todo en el sur de la India. Presenta una copa redondeada y ramas horizontales o caídas. Las hojas ...
    Pure Garcinia Cambogia  es el “el gran aliado para adelgzar” L&S.- La Garciniacambogia con su principio activo el ácido hidroxicítrico (HCA) otra vez se ha puesto de moda. Hace unos años ...
    ... recetas tradicionales de la India. La fruta se llama Garcinia cambogia. La verdad es que desde 1960 los investigadores supieron que la corteza de esta fruta puede reducir la producción del cuerpo de grasas ...
    ... muchos suplementos termogénicos naturales : Garcinia cambogia: La Garciniacambogia contiene Ácido hidroxicítrico (HCA). Cuando se consumen muchas cantidades de calorías y grasas, estas pasan ...

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook