Blog 
A tu salud
RSS - Blog de Francisco Vera

El autor

Blog A tu salud - Francisco Vera

Francisco Vera

Interesado en la salud y aprovecho lo que aprendo para comparatirlo

Sobre este blog de Salud

Línea y salud: belleza, complementos, sexología, productos naturales, novedades, tendencias. Un cajón de sastre de temas de salud.


Archivo

  • Adelgazar es lo que toca

    Adelgazar es lo que toca

    Sentirse bien siempre

    El año tiene sus objetivos muy marcados en cuánto a 'lo que toca'. En primavera ‘toca ponerse en forma’ para lucir palmito en la piscina. En verano ‘toca relajarse’ y tomarnos “los quintos” muy fresquitos en una terraza a la orilla de la playa o al fresco en la ciudad.

    Hasta entonces, todavía conservamos ese “tipito” que conseguimos a base de hacer dietas rápidas y salir a caminar o machacarnos haciendo spinning y ‘toca lucirlo’.

    Al final del verano ya empezamos a notar la metamorfosis anual al cerrar cremalleras y al intentar calzarnos los vaqueros nuevamente, pero todavía no ‘toca preocuparnos’. Dejamos la báscula de lado y hacemos como el avestruz: si no miramos, no existe... y pensamos: bueno, es invierno. Con un jersey ancho, o con esa chaqueta oscura, disimulo perfectamente y entonces, ocurre lo inevitable: vienen los puentes… Ah! Los puentes. Hay que aprovecharlos muy bien. El puente del 12 de octubre, el puente de todos los santos (o lo que ahora se empeñan en llamar “Jalohüin”) y después, ya con el puente de la constitución suenan los primeros villancicos y el resto, es mejor ni contarlo.

    El inventario es devastador

    Con las "comilonas de Fin de Año", comemos sin hambre, bebemos sin sed y comemos como si nunca más fuera a haber comida en el mundo. Nos meten los polvorones por los ojos. Vayamos dónde vayamos; por todas partes hay bandejas con golosinas y como no… las comidas con amigos y compañeros de trabajo. Comidas que no son comidas, sino un atentado contra nuestra salud. Y beber… de beber alcohol, ya ni hablamos.

    Acaba Nochebuena y al día siguiente es la Navidad y el que más y el que menos, se reúne con su familia para comerse un buen cocido dónde el cocido es la excusa para seguir con los aperitivos, las risas, el buen vino, los polvorones, los mazapanes, tortas de miel, turrones (según las costumbres locales) y las eternas sobremesas. 

    No ha pasado una semana y está esperándonos la cena de Nochevieja con más delicias y más dulces y tras una noche de “ni se sabe qué hemos metido en el cuerpo y qué está procesando nuestro hígado”, llega la hora de comer con la familia o los amigos (o ambos)…, pero mientras tanto llega la Noche Vieja y el Año Nuevo, más comidas, más amigos y más de todo… Ya a estas alturas, el cuerpo no puede más. Entre comidas y desórdenes sólo queremos que pasen las fiestas y volver a la 'santa rutina', pero… todavía no ha acabado. No, no. ¡Queda el roscón! Huy, el roscón de Reyes! …

    Cuando llega el día del roscón, ya no nos queda figura que lucir. A partir de ese momento empieza el problema de conciencia, que dura justo hasta la primavera en que los días son más largos y nos desaletargamos. Ya nos apetece pasar tiempo en la calle y queremos estar guapos, pero no nos sentimos guapos. Justo en ese momento, es cuando queremos bajar de peso de forma rápida y “toca ponerse a dieta de nuevo” y buscamos la más rápida o la más que esté de moda en ese momento. Y el ciclo empieza de nuevo.
    Así año tras año. Conseguimos bajar a base de dietas 5 kilos, pero a lo largo del año subimos 7 con el odioso efecto rebote y sumamos para la próxima, porque no nos da tiempo.

    ¿Cómo se consigue revertir esto?

    - En primer lugar, no debemos acudir a las dietas milagro. La falta de nutrientes de calidad hace que nuestro organismo se auto consuma para abastecerse de elementos nutritivos de mayor calidad. Perdemos las formas del cuerpo, porque las formas las da el músculo y la fibra magra.

    - Nutriéndonos bien para que el cuerpo no sacrifique los tejidos válidos, sólo consuma la grasa de reserva. Para ello, tenemos que reprogramar nuestro metabolismo y reeducarlo.

    - Respetando a nuestro cuerpo, porque nos acompañará hasta el último día de nuestra vida.

    - Disfrutando de todo, pero con moderación. Nuestra filosofía debe cambiar. Cuando se ven resultados positivos, uno queda resuelto a ser más responsables y más respetuoso del cuerpo.

    ¿Solución?

    Hay que poner remedio desde ya y no esperar a los primeros rayos del sol.

    Existe una línea de nutrición de muy bajas calorías (248 Kcal por comida), pero con todos los nutrientes que el cuerpo necesita a fin de que sólo consuma las grasas que el cuerpo reserva y no destruya fibra y músculos. Es la línea Shape de Juice Plus+. Esta línea de control de peso también tiene como apoyo un producto que hace que nuestro cuerpo segregue una mayor cantidad de leptina (la hormona de la saciedad) y una menor cantidad de ghrelina (la hormona del hambre).

    No es una “dieta milagro”, sino más bien, una manera de reprogramar nuestro metabolismo. Son suplementos que están formulados con ingredientes naturales y son aptos para veganos.

    Esta línea de nutrición está diseñada por científicos. Es una manera inteligente de poner remedio a un problema que tantos complejos y tantos problemas de salud producen, a saber: la obesidad o el sobrepeso.

    Cumplimos dos objetivos: bajamos de peso y al mismo tiempo nos limpiamos de todas las toxinas que ha sido capaz de metabolizar nuestro organismo.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook