Blog 
A tiro
RSS - Blog de María Elena Vallés

El autor

Blog A tiro - María Elena Vallés

María Elena Vallés

Periodista de Cultura en "Diario de Mallorca". Comencé en "El Mundo-El Día de Baleares" en la misma sección. He colaborado en algunas ocasiones en espacios culturales de IB3. Twitter: @ElenaValles

Sobre este blog de Cultura

Este blog es en principio un recopilatorio de los artículos de opinión y análisis sobre la actualidad cultural de la isla que se publican los domingos en "Diario de Mallorca" bajo el epígrafe "A tiro". En la medida de lo posible, se actualizará con más frecuencia.


Archivo

  • 22
    Diciembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Los invisibles

     

    Son dos publicaciones distintas –resistentes y combativas, por supuesto–, y nada tienen que ver la una con la otra excepto en un concepto que las acerca circunstancialmente: la invisibilidad. Un hermanamiento temporal que justifica reseñarlas conjuntamente. Lo explico. La novísima revista VB y la literaria Pèl Capell –ambas de factura mallorquina– centran sus últimos números en las estribaciones de lo invisible, lo olvidado, lo otro, lo subrepticio, lo ignorado, lo colectivamente anónimo, lo extraoficial, lo que está en el reverso del reverso. Es decir, en las dos revistas emergen ciertos aspectos situados en el envés de la historia: ya sea en el campo del arte político (¿por qué irrumpe el miedo cuando pronunciamos esta expresión?) o la literatura.


    En el primero de los casos, VB, de reciente alumbramiento –el número cero acaba de lanzarse y puede adquirirse por 6 euros (con cartel inédito en A2 incluido) en Literanta o vía Facebook–, la idea para las primeras páginas era la de recoger el resultado del reciente proyecto artístico Los invisibles, un conjunto de artistas del grafiti, la ilustración o la intervención urbana a quienes el comisario-antidemiurgo Jordi Pallarés (quien lo consensúa todo con los creadores, a quienes incita y propone) les solicitó que aplicaran sus maneras y lenguajes a un discurso político. ¿Qué hay en estas páginas? Críticas a las estructuras del poder, al sistema educativo, a la explotación del territorio y a la propia cultura popular. Se implican de manera proteica y variopinta:Lorenç PérezJavier SiquierGrip FaceJavier GarlóPato CondeSebastià MesquidaTià MasLourdes SantandreuÁlvaro PascualMarc Peris y el propio Pallarés. Artistas o agentes culturales que en lugar de tomar el sol en Malibú, bucear en una isla, o estar encerrados en un atelier de París se dedican a hablar del aquí y del ahora, y desde su ciudad, Palma. Su obra es totalmente esclarecedora –no evidente, cuidado–, extremo que se agradece en el gran universo de los onanismos crípticos y mentales: el arte contemporáneo de finales del siglo XX y principios del XXI. Un cosmos que se retroalimenta tanto que, en ocasiones, hay que ponerlo patas arriba. Como decía Gombrowicz, de vez en cuando habría que detener por un momento la producción cultural para ver si lo que producimos tiene todavía alguna vinculación con nosotros. Porque no estamos ahora para que los poetas escriban sólo para los poetas. No sé si me explico.


    Creo que es importante reseñar, para comprender los objetivos de VB, que Pallarés es un educador visual que da clases en un colegio. Un matiz curricular nada baladí -él no lo oculta- que motiva la creación de esta revista cuatrimestral que viene a ser en el fondo un comisariado artístico en otro formato, el de exposición impresa, una nueva fórmula de ver y exhibir arte. La publicación también surge en un momento en el que se percibe la necesidad de reconducir las gráficas contemporáneas y de ordenar la cultura visual existente, dimensionando sus excesos. “Se trata, en parte, de reeducar al espectador perdido en la inmensidad icónica, en la inabarcable iconosfera de hoy en día”, comenta Pallarés. Y poner un poco de orden en toda esta historia, una historia en la que cualquiera es capaz de producir imágenes (nuevas tecnologías mediante) y cualquier imagen puede ser arte en virtud del uso alegre que se hace de los filtros de Instagram, y además cualquiera te puede poner un desentendido e indocumentado “me gusta” en la imagen que has subido a Facebook. Vamos, que el que no es artistilla parece tonto, cuando la cosa es, de facto, mucho más seria. Por último, añadir que Santiago Morilla (CRIdA en Palma y BetArt en Calvià), quien hará una residencia en la galería Addaya de Alaró, baqueteará el siguiente número de la publicación, previsto para primavera. En definitiva, después de analizar VB habría que preguntarse: ¿cuándo bajó la guardia el arte contemporáneo?  ¿Cuándo se acomodó y empezó a salirle barriga?


    La segunda revista del mes que quería comentar es Pèl Capell, del colectivo poético homónimo, acaso más tradicional que VB en el formato, pero igual de necesaria. Su último número rescata al poeta más querido entre los invisibles (otros invisibles), pero en el fondo el poeta más olvidado por las grandes editoriales, Blai Bonet. La publicación, realizada con esmero, edita algunos inéditos del santanyiner así como un artículo sobre sus dietarios escrito por Margalida Pons. Yo creo que existen tres mundos: el de los visibles y supuestos ganadores, el de los invisibles y digamos que perdedores, y el de Blai Bonet, único pero a la vez vinculado a todos nosotros. Con eso lo digo todo. 

     

     

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook