Blog 
A tiro
RSS - Blog de María Elena Vallés

El autor

Blog A tiro - María Elena Vallés

María Elena Vallés

Periodista de Cultura en "Diario de Mallorca". Comencé en "El Mundo-El Día de Baleares" en la misma sección. He colaborado en algunas ocasiones en espacios culturales de IB3. Twitter: @ElenaValles

Sobre este blog de Cultura

Este blog es en principio un recopilatorio de los artículos de opinión y análisis sobre la actualidad cultural de la isla que se publican los domingos en "Diario de Mallorca" bajo el epígrafe "A tiro". En la medida de lo posible, se actualizará con más frecuencia.


Archivo

  • 05
    Enero
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Lo que viene en 2013

    El modo en que haces algo es el modo en que lo haces todo (Tom Waits)

     

    Para este 2013 voy a ser optimista, como don Juan Carlos. La diferencia es que lo que yo voy a decir sí tiene cierta base, cuando menos científica y racional. Sin más rodeos, lo que quiero decir es así de sencillo: en materia de Cultura, queridos, creo que este año va a ser mejor que 2012. Para convencerles no necesito enfilar un parlamento frívolo y trufado de topiquillos leído en un teleprompter desde un despacho de palacio. Ni un publirreportaje vendido como entrevista periodística. Para convencerles sólo basta con sugerir en estas líneas dos motivos perfectamente comprobables sobre lo que acabo de afirmar, esto es, que 2013 viene mejor para la cultura que 2012. El primero de esos motivos es que el sector cultural se organiza cada vez mejor, con lengua y acciones de oro de ley. Crecen las ideas y los proyectos, y lo más importante: éstos han conseguido una respuesta social espontánea. El microteatro es el ejemplo paradigmático de lo que estoy diciendo: llenar en cada función y prorrogar se está convirtiendo en algo habitual en la organización de este formato que practican desde Joan Porcel hasta Catalina Carrasco con la danza. También debería nombrar a muchos otros que en 2012 han puesto en marcha iniciativas que han insuflado vidilla a la ciudad: Miquel Ferrer y Tina Codina con Cultura a Casa; David Valle y César Postigo con el Jarana Club (bienvenidos sean locales con tal vena de hedonismo en una ciudad con más iglesias que bares); la gente del BangBig y de Trampa Teatre; el Teatre del Mar que ahora cumple 20 años; Anna-Lisa Marí e Irene La Sen con el Poetry Slam y el Live on Març! (FLoM!), organizado este último junto a Laia Martinez i Lopez y Jaume Reus; Jordi Pallarés y compañía con nuevas publicaciones como la VB o Veintitrés; los galeristas con la Nit de l’Art; Nofre Moyà y sus Sessions Golfes; los comiqueros y su Còmic Nostrum Off; CineCiutat; las ráfagas de verdad que Toni Gomila ha vertido en Acorar, y muchísimos más que no caben en estas encorsetadas líneas. Ha sido un año triste, dicen, pero como estoy (no soy) optimista hoy hablo de la alegría de estar tristes. Parar a toda esta gente sería tan difícil como parar un tren. 2013 viene muy rodado.


    La segunda razón que puede contribuir a que 2013 sea mejor año cultural que 2012 es el paquete de ayudas que publicó ayer en el BOIB el Institut d’Estudis Baleàrics. Antes de desglosarlas aquí, debo afirmar que me sorprende y enerva que a día de hoy se siga bramando más contra las exiguas ayudas públicas a la Cultura que contra las subvenciones millonarias (sí, también con cargo al erario público) que se llevó, por ejemplo, en su momento el empresario y expresidente de la patronal Gerardo Díaz Ferrán o el rescate ciudadano de los bancos que día sí día también prosiguen con los desahucios. Comparar estas últimas ayudas con, pongamos por caso, una subvención para un documental con interés público es como comparar un átomo con la masa de una cordillera de montañas. Ridículo. ¿Por qué nos seguimos encontrando en las ruedas de prensa con elementos del mundillo del ocio que torticeramente disparan contra compañeros que han recibido en varias ocasiones ayudas institucionales para apuntalar proyectos cuyo espíritu y finalidad son enriquecer el acervo cultural de todos? La subvención no es mala en sí misma, sino la falta de control sobre las mismas y el sempiterno problema para cobrarlas. Sobre las ayudas que comentaba anteriormente, muchos colectivos culturales ya pueden ir preparando la documentación porque el IEB acaba de publicar cuatro convocatorias de subvenciones. La primera va destinada a apoyar cualquier proyecto cultural del ámbito de la literatura, el cómic y el pensamiento: edición de obras, actividades de promoción, participación en ferias o congresos, etc. La segunda va destinada a la organización de ferias y festivales de música, artes escénicas, artes visuales, etc. La tercera es para traducir y adaptar subtítulos en largometrajes, cortos y documentales. Y la cuarta, para apoyar actividades de promoción y proyección exterior como desplazamiento de artistas fuera de las islas o transporte de obras. Las cuantías de dichas ayudas no son muy elevadas, pero, si se eligen bien los proyectos, podría obrarse el milagro de que festivales y eventos acogotados resuciten con fuerza.


    Ítem más. También digo que 2013 será mejor que 2012 porque Palma contará finalmente con un Centre de Recursos de Creació Contemporània (CRCC) -ya lo tenía, pero el PP le echó el cierre el año pasado-, que se instalará en Ses Voltes y que estará conectado a los talleres de la Fundació Pilar i Joan Miró. Aunque aún no sabemos con certeza si lo que se presentará en breve es sólo un parche provisional. Esperemos que no. En los patios de Ciutat habrá danza en primavera y una gran exposición sobre Cabrera tomará el Castell de Bellver. Lo único que sigo sin creerme demasiado son los plazos para la creación de la Balears Film Commission y que ésta dependa de la empresa pública Multimedia (¿qué hacía ahora mismo este ente?). ¿Por qué no se crea una Film Commission como un ente autónomo blindado jurídicamente que no dependa de otras empresas o fundaciones públicas que fueron creadas con otros cometidos y que después cierran de un día para otro con cualquier excusa? Con este tema, he de reconocer, no soy tan soy optimista -y la tristeza es tristeza-. Ahora es cuando me parezco más a la reina.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook