Blog 
A tiro
RSS - Blog de María Elena Vallés

El autor

Blog A tiro - María Elena Vallés

María Elena Vallés

Periodista de Cultura en "Diario de Mallorca". Comencé en "El Mundo-El Día de Baleares" en la misma sección. He colaborado en algunas ocasiones en espacios culturales de IB3. Twitter: @ElenaValles

Sobre este blog de Cultura

Este blog es en principio un recopilatorio de los artículos de opinión y análisis sobre la actualidad cultural de la isla que se publican los domingos en "Diario de Mallorca" bajo el epígrafe "A tiro". En la medida de lo posible, se actualizará con más frecuencia.


Archivo

  • 02
    Diciembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    El cuento del pastorcillo

    Creer al Consell de Mallorca o al Govern en cuestiones relacionadas con el sector audiovisual o el rodaje de películas es como el cuento del pastorcillo mentiroso, el de ¡que viene el lobo! El día que tengan un interés real en establecer una Film Commission estable nadie les creerá, y es que se lo habrán ganado a pulso. Por eso, el ramo de productores y cineastas locales frunce el ceño tras la decisión institucional de echar el cerrojo a la Mallorca Film Commission, que tan buenos frutos ha recogido. Frutos que en algunos momentos han pendido de un hilo por los impagos de la administración. Recuerdo a los enconados productores de Cloud Atlas -rodada en la isla-, pesos muy gordos de la industria y a los que no nos convenía cabrear mucho. ¿Por qué creen que el equipo del filme no pasó por Mallorca el pasado mes de octubre para presentarla? ¿Por qué perdimos otra oportunidad de oro para promocionar nuestra isla sin poner en nómina a un actor o deportista? Por lo de siempre, incompetencia gestora y desinterés. Ahora se erige como sucesora de la Film Commission la asociación privada Mallorca Plató, que contará al parecer con una subvención del Consell. La Administración pasará a un tercer plano y dejará de encabezar un proyecto que debería ser principalmente público y que debería  atender al interés de todos. Otra cuestión es su gestión, que siempre mejora cuando lo encabezan mentes competentes.

    Así las cosas y ante la inminente privatización de la Film Comission, cabe preguntarse si no se estará exonerando el Consell de sus propias competencias, entre ellas promocionar el turismo y la cultura cinematográfica dejando de liderar la entidad dedicada a asistir y estimular los rodajes en la isla. ¿Acaso no está incumpliendo y contradiciendo la institución el Estatut d’Autonomia, en el que quedaban reflejadas dichas competencias, un Estatut, hay que recordar, cuya reforma fue impulsada – qué sorpresa- precisamente por el PP y UM? ¿Qué desventajas tendrá Mallorca Plató (con mayoría privada) a la ahora de asociarse con la Spain o la European Film Commission?

    Son muchas las incógnitas y sólo hay un hecho inapelable: las instituciones llevan cinco años mareando la perdiz con la cuestión de los rodajes en Mallorca. En 2007, el PP, en concreto la conselleria de Turismo de Joan Flaquer, fundó la Illes Balears Film Commission (ojo, cuya web funciona a día de hoy). Y en 2009, el Pacte la inhabilitó. La exconsellera de Cultura Bàrbara Galmés fue la única que luchó por establecer un consorcio del audiovisual y la cinematografía, pero su sucesor, el oso en hibernación Llinàs, se enrocó en su despacho para encender la luz y nada más. Poco después, en 2010, la consellera insular Bel Oliver creó la Mallorca Film Commission, que acaba de ser finiquitada por el Consell del PP. Eso es todo. Vaya lío, ¿no? Sin una estructura estable conocida durante años en el mercado del cine, sabe Dios cuántas filmaciones de películas (y posibles puestos de trabajo) hemos estado perdiendo.

    Después de este vaivén vergonzante, ¿cómo no nos va a parecer cada nueva decisión sobre los rodajes, ahora la de la aportación económica institucional sin vinculación jurídica a Mallorca Plató, una milonga al estilo del cuento del pastorcillo mentiroso, el de ¡que viene el lobo!? Lo que pasa es que el lobo que viene ahora es el de la privatización.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook