Blog 
A tiro
RSS - Blog de María Elena Vallés

El autor

Blog A tiro - María Elena Vallés

María Elena Vallés

Periodista de Cultura en "Diario de Mallorca". Comencé en "El Mundo-El Día de Baleares" en la misma sección. He colaborado en algunas ocasiones en espacios culturales de IB3. Twitter: @ElenaValles

Sobre este blog de Cultura

Este blog es en principio un recopilatorio de los artículos de opinión y análisis sobre la actualidad cultural de la isla que se publican los domingos en "Diario de Mallorca" bajo el epígrafe "A tiro". En la medida de lo posible, se actualizará con más frecuencia.


Archivo

  • 17
    Febrero
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Déjense de fotos en Arco

    Hoy cierra las puertas Arco. Es domingo, día sin políticos, sin rígidos protocolos pero con las cuitas sobre las ventas, el perjuicio del 21% de IVA y la reflexión posterior de las galerías: ¿habrá valido la pena desplazarse hasta aquí e invertir en un expositor varios miles de euros?


    Antes de que clausure la feria (mañana hablarán los expertos), hay otro diagnóstico que no puede pasarse por alto ahora mismo. Porque es el momento de corregir viejas y erráticas costumbres. Ese diagnóstico del que hablo vendría marcado por la siguiente pregunta: ¿Por qué once cargos públicos de las islas se pasearon por las ferias madrileñas esta semana? ¿Por qué nueve de ellos (tiremos de contabilidad: Gilet, Rotger, Catalina Sureda, Bosch, Martínez, Cerdà, Cámara, Ribal, Gomis) viajaron desde el archipiélago hasta la capital? ¿Será que ahora le llaman “apoyar la cultura” irse a Arco y salir en la foto,  y no pisar (porque no las pisan) las exposiciones en Palma (eh, que no cuenta la Nit de l’Art) de esos mismos artistas que estuvieron mostrando sus piezas en Madrid? ¿Es mejor la capital para ver arte, acaso se ven las piezas de distinta manera desde allí, es mejor su luz, su climatología, su ambiente? ¿O es acaso más efectivo fer comèdia delante de una obra de arte frente a cientos de periodistas y cámaras de televisión? ¿O hacerse el interesante junto a las fotocopiadoras de Susy Gómez adherido al Príncipe y dando codazos si es necesario para, pesebreramente, posar junto a él? El apoyo del IEB a las galerías estuvo muy bien, amigos, pero el periplo de tal comitiva ha sido desmesurado a chorro.
    Si bien esta insana costumbre de ir a Arco y hacerse la foto no es de ahora –por supuesto que no–, sí hay que señalar que es un gesto que jamás había estado tan vacío de contenido como hasta ahora. ¿Por qué? Pues porque en los últimos dos años apenas entran obras de arte nuevas en los almacenes de las instituciones, los museos no compran. Y, si apenas hay presupuesto para abrir sus puertas (la cosa viene justa), ¿qué fondos va a haber para adquisiciones? Pues cero. Y una feria es sobre todo para comprar. Esto se lo cuento porque igual no lo sabían.


    Con esto, no quiere decirse que todos los que fueron no debieron estar allí. Comprendo la presencia de quienes gestionan directamente fundaciones y museos: estar al día, hacer contactos para futuras exposiciones o buscar colaboraciones forma parte de su trabajo. Lo que habría que comprobar ahora es si vinieron con las manos vacías o no. En cuanto a todas las corbatas que viajaron allí, creo, sinceramente, que sólo debería haber uno, un único gestor cultural, un líder que encabezara un proyecto de cultura a largo plazo al que se le permitiera desligarse de los ciclos electorales de su profesión política. La cultura es lenta. Y personalista. Es decir, hablamos de un gestor público que fuera capaz de planificar todos los centros culturales de la isla (qué debería contener cada uno de ellos sin entrar en absurda competencia) y que pudiera poner fin a los cotos privados de intereses particulares. De momento, no hemos visto a esa persona. No la conocemos. Por lo que, a día de hoy, es imposible justificar la presencia de todos los políticos citados que acudieron a Arco. No, aún no ha llegado el Mesías.


    Sin embargo, creo que hay buenas iniciativas  que pueden ayudar a abrir los ojos a nuestros señores gestores. Por ejemplo, la idea de ArtForum (el I Foro de Arte Contemporáneo y Turismo en Palma), presentada esta semana en la feria. Un ágora para reflexiones y experiencias en boca de verdaderos mesías culturales que sí han sabido darles la vuelta como a un calcetín a ciudades que no sacaban pecho. ¿Quién no desearía conocer, por ejemplo, el proyecto milagroso que ha ido desarrollando una urbe hasta ahora tan embrutecida como Liverpool para atraer a tantos visitantes? ¿Cómo han forjado su Bienal artística, cómo han conseguido que pasen por esa ciudad muchas de las grandes muestras de la Tate Modern? ¿O quién fue el genio que transformó Barcelona, ahora odiada por los mismos hipsters que ayer se hacían el seppuku por pisarla? O quizá podría venir a Palma algún comisario de Londres y demostrarnos con cifras que la gente no va a la capital inglesa por la reina Isabel, que a ver si aprendemos algo ya y dejamos de salivar por la Casa Real. Creo que deberíamos pensar en todo esto. Sentarnos, trabajar y dejarnos de fotos en Arco. ¿No creen?

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook